Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

La industrialización es el futuro de la construcción

La prefabricación de objetos es un concepto que está permeando todos los campos en los que se desenvuelve el ser humano. La construcción es un ejemplo de ello. Sin embargo, en este caso es mucho más complejo porque no se basa únicamente en fabricar casas en serie, sino que tiene que ver más con la generación de catálogos compartidos para la prefabricación de determinados elementos.

De esta forma, no es una producción masiva de viviendas o edificios idénticos. Sino es la creación de elementos que pueden reducir alrededor del 50% de los riesgos laborales de los empleados en una obra y disminuir considerablemente el tiempo de construcción de una edificación.

Dentro de las ventajas que ofrece esta industrialización de la construcción para este sector están la capacidad de control que ofrece la producción en una planta frente al espacio de una obra. Además, ayuda a controlar los plazos y mejorar las piezas para que tengan mayor durabilidad, lo que repercute en la sostenibilidad del proyecto y su costo.

Es importante tener en cuenta que no solo elementos como vigas o cerramientos se pueden elaborar en una fábrica y transladar a la obra para su montaje. Se pueden realizar módulos enteros que al combinarse pueden crear un edificio.

En esto consiste la construcción modular y representa una de las ramas de la industrialización que cada día es más usada para construir edificios públicos como colegios y hospitales.

La construcción 3D también es una tecnología interesante que se está empezando a investigar en el mundo para sistematizar más los procesos y hacerlos más sencillos dentro de una obra, sin perder la calidad.

Sin embargo, el uso de estos instrumentos implican en primera medida cambiar la mentalidad de los constructores, quienes tendrían que dejar de pensar en la fabricación de una edificación para concentrase en su impresión. Lo que conlleva a que se considere lo prefabricado o lo industrial, no como algo de mala calidad, sino como el futuro de la construcción que tiene muchas oportunidades para brindar.

Ahora, la nueva generación piensa aplicar este tipo de soluciones a los nuevos proyectos porque generan rentabilidad, sin perder la calidad ni la profesionalización del sector.

Información tomada de: MIT Technology Review

Imagen: Pixabay

También le puede interesar:

Own it now le ayuda a comprar y vender maquinaria industrial

Expoconstrucción & Expodiseño, punto de encuentro para el sector

Proyectos inmobiliarios con certificación leed aumentan en Colombia