El sector constructor constituye uno de los rubros que más aportan al PIB en Colombia. Generan alrededor de dos millones de empleos y son una fuente que dinamiza la economía. Sin embargo, en los últimos tres años, el sector edificador ha ido presentado una caída. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), entre enero y marzo de 2018 el segmento se contrajo 8,2% con respecto al mismo periodo de 2017.

Aun así, como lo afirma Sandra Forero, presidente de Camacol, en una entrevista para El Colombiano, se espera una pronta recuperación, “gracias al repunte en la confianza de los consumidores, y la disposición para comprar vivienda. Se espera que el segundo semestre dé señales de reactivación en los principales indicadores de la actividad edificadora y el mercado de vivienda nueva. No obstante, la nueva realidad del sector caracterizada por ciclos comerciales y constructivos más amplios, harán que el comportamiento del valor agregado sea de manera más lenta de lo previsto y con mayor contundencia hacia el año 2019”.

Lo que significa que el mercado va a necesitar más profesionales capacitados para los desafíos que presenta la industria en este momento. Por eso, las universidades deben de ampliar su oferta de conocimientos y capacitar a los estudiantes en áreas que generen valor al sector y lo impulse hacia un mayor crecimiento con visión integral y sostenible.

Por ejemplo, ahora los profesionales se pueden capacitar en geología civil, diseño vial e ingeniería de pavimentos, gestión de la construcción, mecánica de suelos y cimentaciones, ingeniería sismo-resistente, entre otros.


La universidad EAFIT tiene una amplia oferta de posgrados para el sector de la construcción. Si desea tener más información sobre esto, ingrese sus datos en el formulario que aparece a continuación.