Las puertas cortafuego son puertas de metal, madera o vidrio que se instalan para evitar la propagación de un incendio. Lo anterior se logra gracias a un sistema de cerraduras que permite una rápida evacuación del edificio. Por eso, este elemento es un infaltable en su construcción.

Estas puertas cuentan con la propiedad de aislamiento térmico y su diseño estructural, que considera las holguras que contrarrestan la dilatación metálica producto del aumento de temperaturas, genera dos sistemas térmicos que protegen las vías de escape.

La clasificación internacional, de estos elementos, se hace a partir de su resistencia al fuego (RF), de la siguiente manera:

  • RF – 1 hora.
  • RF – 1.5 horas.
  • RF – 2 horas.
  • RF –  3 horas.

Tenga en cuenta… Las bisagras de las puertas cortafuego son de gran importancia, en caso de que estas se encuentren en mal estado evitará que la puerta no se pueda abrir o cerrar en momentos de dilatación por el calor.

Por esa razón, luego de un año de la instalación se debe revisar mensualmente que la puerta cierre completamente cuando se deja suelta. De la eficaz protección de la puerta cortafuego, dependerá el éxito operativo de este elemento dentro de su construcción.


Almacén El Arquitecto ofrece puertas cortafuego y salidas de emergencia para que su construcción brinde más seguridad. Cuentan con un amplio portafolio y personal especializado en las especificaciones que corresponden a este producto. Si está interesado en recibir más información sobre este producto, diligencie el siguiente formulario.