Cada vez cobra más fuerza la importancia de la sostenibilidad y la versatilidad en cada uno de los materiales de la industria de la construcción y es en este contexto que el fibrocemento con fibras de Alcohol Polivinílico PVA se muestra como unos elementos más rentables para los constructores de mayor durabilidad y con menores riesgos para la salud pública, al sustituir el asbesto como compuesto principal.

El PVA resulta ser un material además de ecológico, sumamente flexible y con excelentes propiedades de resistencia respecto a las modernas exigencias constructivas, con menor impacto y a diferencia del asbesto este puede emitir hasta 100 veces menos de micropartículas dentro su proceso de fabricación en cubiertas.

Y es que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las cifras actuales son preocupantes, a diario son 125 millones de personas en el mundo expuestas a producto volátiles de asbesto en su lugar de trabajo o en su propio hogar. Las fibras de asbesto no se evaporan al aire ni se disuelven en agua, por lo que estos fragmentos erosionan en depósitos naturales y el desgaste de productos produce daños irreversibles en el sistema respiratorio.

Aunque en 50 países ya se ha regulado el uso de este producto, en Colombia, existen diferentes iniciativas para contrarrestar sus efectos pero con una mayor rentabilidad, cada vez la inversión en innovación y tecnología es mayor en la elaboración de fibrocementos SILAMcon capacidad de rellenar los espacios vacíos del cemento para crear una cubiertas más duraderas, impermeables, resistentes y como beneficio adicional provee a los ferreteros y maestros un costo inferior, con menor cantidad de cemento, siendo por supuesto, una opción cada más rentable y amigable para su negocio.

Al sustituir este tipo de productos en su portafolio, usted puede promover además de su uso responsable acciones de prevención, debido a que se reconoce los efectos perjudiciales del asbesto en especial en techos, conlleva tanto para los trabajadores directamente relacionados con la producción de este mineral, así como la de los consumidores finales que emplean los productos que lo contienen. La mayoría de los constructores y maestros de obra asociados, están en búsqueda de mejores productos que generen confianza al 100%.

Conscientes de la responsabilidad con el medio ambiente y la salud pública, ETEX y su línea Proteja, pioneros en Colombia hace más de 15 años en utilizar las tejas libres de asbesto, cuenta con su primera cubierta con reforzado de tercera generación y tecnología SILAM, trabajando con los mismos estándares de calidad y seguridad.