Un material como la madera, que no demanda energía para crearse, sino que por el contrario genera un impacto positivo en el medio ambiente por la fijación del CO 2, merece ser tomado en cuenta para hacer la mayoría de las construcciones que el hombre requiere.

En nuestra región la madera se ha reemplazado por materiales considerados más durables como el concreto y el ladrillo. Sin embargo, la durabilidad de un edificio no la da el material en el que está construido, sino la forma en la que se construye, el buen diseño y la calidad de la construcción.

En Colombia, las partes más pobladas se encuentran en zonas de riesgo sísmico. Por esta razón debería ser más ampliamente utilizada la construcción en madera, porque está comprobado que al tratarse de un tipo de construcción más liviano y flexible, sufre menos en los sismos que una construcción pesada y rígida. Por algo en los países más desarrollados se utiliza la madera hasta en un noventa por ciento, en la construcción de edificios residenciales de 1 a 4 pisos.

El sistema constructivo más usado en estos países es el de armazón de madera y tableros estructurales con OSB y maderas contrachapadas. Una eficiente combinación de madera solida y tableros para lograr edificaciones de muy buena calidad y muy resistentes, que permite construir edificaciones en altura.

Sistemas más recientes como el CLT (Contra Laminado), han permitido lograr edificaciones hasta de 10 pisos de altura, como un edificio construido recientemente en Melburne Australia.

Conocimiento, ventajas y limitaciones

En general, funciona optimamente cuando está libre de humedad y protegida del sol. Pero su uso debiera ser combinado con la utilización de materiales complementarios en la parte expuesta, que la harán mucho más resistentes a la intemperie, como el fibrocemento o el PVC. Sin embargo, la madera también puede ser utilizada en fachadas, protegida adecuadamente con una inmunización y con pinturas hidrófugas.

Estructuralmente la madera sólida tiene sus mejores cualidades en su resistencia a la flexión y tracción paralela a la fibra, y los tableros de madera estructurales tienen una gran resistencia al esfuerzo cortante. Usados en muros, entrepisos y cubiertas, estos materiales permiten hacer construcciones muy resistentes, especialmente para soportar cargas laterales como vientos o sismos.

Con respecto a la resistencia al fuego, se piensa que las construcciones de madera son más peligrosas. Aunque es un material combustible, es más seguro porque a diferencia del metal, la madera posee la cualidad de conservar su resistencia mecánica durante un tiempo prolongado, permitiendo la evacuación de las personas y posibilitando la acción de los sistemas contra incendios. Además, a la madera se le pueden aplicar retardantes que alargan el tiempo de resistencia al fuego, lo que permite a estas construcciones cumplir con los tiempos de protección contra incendios que solicitan las normas de construcción vigentes.

Evaluemos costos

Las construcciones en madera son mucho mas rápidas, limpias y durables; por lo tanto mas económicas. Además, contribuye a la preservación del medio ambiente debido a la cero energía consumida en su creación, sobre todo si se emplea madera cultivada de manera sostenible. Por otra parte, al final de su ciclo de vida no contaminan porque son reciclables y biodegradables. Por todo esto, se debería incrementar el uso de la madera en la construcción y no limitar su uso a la fabricación de muebles y objetos ornamentales.

Generadora de bienestar y rentabilidad

Las innovaciones en la industria maderera con base en sus características propias, ha estimulado a replantear los sistemas constructivos de este material que está generando construcciones más eficientes energéticamente y más sostenibles.

Cualidades térmicas: es una de las principales propiedades que hacen de la madera uno de los materiales más recomendables para ser usados en la construcción de la mayoría de los espacios de una edificación.

Debido a su baja conductividad térmica es excelente para mantener los espacios cálidos, porque reducen las pérdidas bruscas de calor, evitando utilizar sistemas eléctricos para calentar o enfriar los ambientes.

Beneficios acústicos: la madera genera un tiempo de reverberación menor que un espacio compuesto por otros materiales, lo que se traduce en lugares más tranquilos y armónicos porque reducen los ecos y los ruidos.

Para mayor efectividad, el aislamiento acústico puede incrementarse si se dejan espacios vacíos entre las maderas, o se utilizan otros materiales aislantes, como la fibra de vidrio y el yeso.

LA FORMA CORRECTA DE CONSTRUIR MADERA

La norma NSR 10-TG establece los requisitos de diseño estructural para edificaciones de madera. Una construcción bajo esta normatividad, tendrá un nivel de seguridad comparable a los de edificaciones de otros materiales que cumplen los requerimientos del reglamento colombiano de construcción sismo resistente.

Conocer la norma y aplicarla en las construcciones, hará de las edificaciones proyectos más atractivos para los compradores por su garantía en cuanto a seguridad, además de estar basados en un material amigable con el medio ambiente.