El sistema de certificación LEED requiere materiales que sean medioambientalmente responsables y que contribuyan al desarrollo de una industria sostenible y viable.

La elección de los materiales para la construcción. Buscando la certificación LEED, es fundamental porque se deben pensar desde el inicio de la obra, teniendo en cuenta la vida útil, desde el momento de que se extraen los materiales para su manipulación, pasando por su transformación, transporte, instalación, mantenimiento y fin de vida.

Materiales compatibles con la certificación LEED

  • De segunda mano
  • Con contenido reciclado
  • Existente en obra y reutilizado
  • Ecoetiquetado verificado por un tercero
  • De bajo impacto ambiental

Materiales sostenibles para obtener la certificación LEED

Una de las estrategias es seleccionar materiales con criterios sustentables, es decir, que sean materiales rápidamente renovables, con contenido reciclado, de bajas emisiones, que sean locales o regionales (para disminuir los costos asociados al transporte de materiales).

Utilizar material altamente renovable es una de las características que más se tienen en cuenta para la certificación. Un buen ejemplo es el bambú, que se puede sembrar y estar listo para producción en menos de 5 años.

Otros que ayudan son los materiales y productos con bajo contenido de Compuesto Orgánico Volátiles (COV), como algunos adhesivos, pinturas, sellantes y maderas compuestas.


"El casetón de icopor, además de ser reutilizable dentro de la misma u otra construcción, al final de la obra se le da un tratamiento de reciclaje para realizar otros productos, dándole un uso ambiental y convirtiéndose en una solución"
- Jorge Luna, gerente comercial, Icopores Koyo


"Cada material aporta para que una construcción sea sostenible, como la placa de fibrocemento Eterboard. Pero realmente el sistema constructivo completo es lo que hace a una construcción realmente eficiente"
- Jaime Barrientos, Gerente corporativo de vivienda y nuevos negocios de Eternit