La Galería Inmobiliaria viene realizando en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y recientemente en Bucaramanga, un seguimiento al movimiento del mercado de la vivienda usada. A continuación, se muestra el comportamiento de los principales indicadores:

Nivel de oferta de vivienda usada:

Se entiende por nivel de oferta de vivienda usada al porcentaje de inmuebles que tienen aviso en ventana sobre el total de inmuebles a los que se les hace seguimiento. En julio del presente año se identifi có que el mayor porcentaje en la mayoría de las ciudades lo reporta el estrato 6, en donde Bogotá y Barranquilla arrojan los mayores indicadores con el 7,4% y 5,7%; de igual manera en el estrato 5 son estas dos ciudades las de mayor oferta, superando Barranquilla (7,1%) a la capital del país (5,9%).

Captura

Bucaramanga reporta indicadores superiores a los de Medellín y Cali que para ningún estrato presentan volúmenes de oferta superiores al 2%. En el estrato 4, Bogotá reporta el mayor indicador, seguida de Barranquilla y Bucaramanga.

Al analizar la evolución de este indicador para las ciudades que reportan los valores más altos se observan para los 3 estratos crecimientos sostenidos y niveles históricamente altos.

Nivel de inversionistas:

En el período comprendido entre enero del 2015 y julio del 2017, el mayor indicador es el del estrato 6 que para Bogotá arroja una cifra del 28%, en tanto que para las otras ciudades se ubica alrededor del 20%.

En el estrato 5 este porcentaje oscila entre el 15% para Cali y el 21% de Bogotá. Se observa la importancia de los inversionistas en la compra de vivienda nueva, observándose en el último año una reducción en la participación de los mismos en algunas ciudades, como por ejemplo en Bogotá, en donde las ventas en las listas cero se han venido reduciendo, lo cual seguramente se reflejará en una disminución de este indicador una vez se entreguen los proyectos.

Captura 1 En el período comprendido entre enero del 2015 y julio del 2017, el mayor indicador es el del estrato 6 que para Bogotá arroja una cifra del 28%, en tanto que para las otras ciudades se ubica alrededor del 20%.

En el estrato 5 este porcentaje oscila entre el 15% para Cali y el 21% de Bogotá. Se observa la importancia de los inversionistas en la compra de vivienda nueva, observándose en el último año una reducción en la participación de los mismos en algunas ciudades, como por ejemplo en Bogotá, en donde las ventas en las listas cero se han venido reduciendo, lo cual seguramente se reflejará en una disminución de este indicador una vez se entreguen los proyectos.

Estructura del mercado de negocios totales Bogotá:

Se observa claramente que tanto la vivienda usada, para venta como aquella para arriendo, se constituyen en competencia directa del constructor, dándose un ajuste más fácil en los precios de colocación en los usados, al tratarse de negociaciones individuales e inmuebles con valores por metro cuadrado más bajos frente a los nuevos desarrollos.

Por este motivo es muy importante planear los proyectos y lograr que al terminarse su construcción se encuentren vendidos puesto que, una vez cumplidos los plazos de la cuota inicial, además de la competencia de los inmuebles nuevos también tiene la de los usados.

Captura 2