Implementar un sistema de transporte vertical como ascensores o escaleras eléctricas, es optar por modernización, eficiencia y comodidad para su edificio.

Para elegir el tipo de tecnología que debe utilizar, es vital desarrollar un estudio de tráfico que permitirá hacer una proyección y estimar el número de pasajeros que circularán.

“Cada una tiene unos parámetros diferentes de capacidad de transporte, población del edificio o utilización, por tanto, este estudio definirá qué ascensores se necesitan, de qué velocidad y capacidad, por medio de una simulación en tiempo real”, asegura Felipe Jaramillo, ejecutivo de negocios Schindler.

HAY SISTEMAS DE GESTIÓN DE TRÁFICO, QUE AGRUPA A LAS PERSONAS PARA QUE EL VIAJE SEA MÁS CORTO, CON LOS CUALES SE PUEDEN AHORRAR OCHO MINUTOS EN EL ASCENSOR.

Aunque, para el ingeniero especialista en ascensores y consultor de Altus Elevators, Harley Lizcano, en Colombia no es muy común que se utilice está técnica en muchos proyectos, hacer el estudio de tráfico no es una costumbre para los constructores. “Las consecuencias de que no se haga esto, es que se subestima el número de unidades que se requieren según el tráfico y se presenta acumulación de personas y tiempos largos de espera que complican a movilidad” dice.

Cabe resaltar, que según cómo esté el proyecto se puede hacer un estudio de tráfico más avanzado, “en el que se analizan otras variables como: capacidad de transporte en un ascensor en un tiempo determinado, tiempo de espera y tiempo de transporte. Por ejemplo, la población de visitantes en un centro comercial es muy alta, toda a través de los ascensores es difícil, a través de escaleras eléctrica es más óptimo en estos escenarios”, explica Adriana Mejía, gerente de marketing Schindler.

Además, con estos estudios se debe desarrollar un análisis de fluido de las personas, es decir, por dónde van a circular. “Los espacios de construcción se han venido reduciendo, anteriormente eran más grandes, entonces, cuando tienes un centro comercial que van hacia arriba los estudios de tráfico deben estar bien implementados porque ayudan a estimar correctamente las cantidades de equipos”, afirma Jaramillo.

De otro modo, las nuevas tecnologías en ascensores han logrado que se puedan configurar, “puedes tener tres ascensores y programarlos para que se ubiquen en diferentes zonas del edificio, y así, obtener una llamada más rápida. Por ejemplo, en una pantalla se marca el piso para el que va y el sistema dice cuál es el ascensor qué se debe tomar, logrando tiempos de atención más eficientes” comenta, Lizcano.

También, hay sistemas de ascensores que hacen que algunos viajes sean exclusivos. “Estas tecnologías permiten el control de las personas, si alguien no desea viajar con nadie en el ascensor, entonces lo sube desde el piso en el que está sin parar hasta su llegada” agrega, Adriana Mejía.

OJO A LA CALIDAD DEL PROVEEDOR

“No existe una normativa nacional para los ascensores, que certifique tanto la instalación, como el mantenimiento. Esto permite que algunos proveedores de los equipos, al no tener una normativa, comenta fallas en los procesos de instalación y mantenimiento”. Harley Lizcano, ingeniero especialista en ascensores.

PREGUNTAS CLAVES

Responder estos interrogantes le permitirá elegir el equipo de transporte vertical ideal:

  • ¿Qué se va a movilizar: cargas, pasajeros o un camillero?
  • ¿Qué tipo de aplicación es: residencial, empresarial o comercial?