Por: Ernesto Guerrero Molina, vicepresidente comercial de PAVCO

Modelación de información en la construcción, Building Information Modeling (BIM, por sus siglas en inglés), es un proceso inteligente basado en un modelo 3D que provee herramientas y una visión de un plan eficiente para diseñar, construir y administrar edificios e infraestructura. Los edificios son virtualmente modelados en un ambiente 3D exactamente como serán construidos y creados los elementos que lo conforman, como muros, ventanas, tuberías y demás.


"41 % de rentabilidad resultado del uso de BIM. "
- Encuesta Becerik - Gerber & rice

Dicho modelo facilita el intercambio e interoperabilidad de información en formato digital en un proyecto. Su uso va más allá de la fase de diseño, extendiéndose a lo largo del ciclo de construcción, apoyando procesos que incluyen: administración de costos, programación de obra, administración de proyectos y operación de instalaciones, entre otros.

Emplear herramientas BIM permite coordinar en un solo modelo toda la información que conlleva un proyecto de construcción. Es importante aclarar que tales beneficios no son alcanzados cuando se diseña con elementos que no representen la realidad. De hecho, Revit (software que trabaja con metodología BIM y el preferido para diseño de redes hidrosanitarias) trabaja por defecto con un sistema de tuberías genérico que no permite diseñar un modelo hidrosanitario o eléctrico preciso.

Por esta razón, es necesario crear contenido BIM con productos locales, como las librerías desarrolladas por Pavco para Revit, el software más utilizado, las cuales contienen archivos digitales que permiten realizar el diseño hidrosanitario y próximamente eléctrico, de un proyecto con líneas específicas de producto. Por lo tanto, propician que el trabajo del diseñador sea llevado a cabo de forma eficaz, gestionando la información de manera inteligente durante todo el ciclo de vida de un proyecto.

Particularmente para estas dos últimas redes, se obtienen beneficios como: detección confiable de interferencias y verificación de espacio requerido, lista de materiales a un clic, pedidos confiables de producto, instalación más rápida, posibilidad de prefabricación y costos por errores reducidos al mínimo. Y es que, de acuerdo con el documento “Construction 2025”, elaborado por el gobierno británico, se tiene como meta para el año 2025 que, mediante una correcta implementación de la metodología BIM en un proyecto de construcción, se puedan obtener ahorros de hasta 33 % en costos y de 50 % en tiempos de entrega.

Ventajas

Entre las principales ventajas de usar las librerías BIM:

  • Gran nivel de detalle y precisión de los accesorios.
  • Ahorro de tiempo, ya que al diseñar se inserta la mayoría de accesorios automáticamente.
  • Proporciona una lista de materiales completamente integrada.
  • Reduce el riesgo y el desperdicio, debido a un diseño y la lista de materiales preciso.