Las innovaciones en los techos están permitiendo que no solo se protejan las construcciones y las personas, también los bolsillos.

Cada vez hay más competencia en el mercado cuando se trata de techos y cubiertas saliendo beneficiado los constructores, quienes sabiendo elegir mejor, lograrán pasar los beneficios y ahorros a quienes habitarán sus proyectos. Los techos deben interactuar de diferentes maneras con los usuarios que disfrutan de ella como ocurre con la percepción visual, auditiva y térmica. Por esta razón, en el momento de elegir la cubierta para zonas comunes en un residencial es importante que él considere variables como el diseño entorno, clima, presupuesto y, lo más la experiencia que desea generar a los finales del proyecto.

Daniel José Tirado Flórez, gerente de Tekton, presenta algunas recomendaciones para elegir las cubiertas más acertadas:

  • Amigables con el medio ambiente: elaboradas con agentes ecológicos que aporten a la disminución de energía eléctrica, adaptables al entorno y con la naturaleza, y permitiendo el aprovechamiento de energías renovables.

El ahorro en la instalación de tejas debe ser un contante en el proceso de edificación, es decir, durante y después de terminada la construcción.

  • Mano de obra calificada: la cubierta es una inversión que debe ser sostenible a largo plazo porque todo lo que está debajo de ellas es valioso, hay vidas e inversiones, por lo tanto, es fundamental su correcta instalación para su buen funcionamiento, durabilidad y garantía.
  • Compatibilidad con el diseño arquitectónico: se debe tener en cuenta la pendiente a la que se va a instalar, si permite curvaturas, adaptarse a formas no convencionales, movimientos mecánicos, entre otros.
  • Aislamiento térmico: garantizar temperaturas controladas, así como permitir mantener la temperatura cálida en la zona común de una piscina climatizada para ciudades frías como Bogotá.
  • Mantenimiento: lamentablemente la cultura de nuestro país es realizar mantenimientos correctivos, en vez de preventivos. Para poder obtener el mayor provecho de las cubiertas, estos cuidados deben ser periódicos no solo para los techos, sino también para sus componentes como bajantes, canales, rematería y fijaciones, con personas experimentadas que generen soluciones y no mayores inconvenientes debido al mal tránsito sobre la cubierta o procesos que no son los adecuados para el mantenimiento.

Reduzca las primas de seguros

Una de las pólizas más costosas son las de incendios debido a su poder demoledor que destruye en poco tiempo no solo el inmueble sino el mobiliario y cualquier elemento que exista, sin contar que las lesiones ocasionadas a personas son permanentes.

Diana Aguirre, jefe de marketing de Metecno, asegura que: “Los paneles fabricados con espuma Clase 1 (PIR) cuentan con la certificación de reacción al fuego otorgada por FM (Factory Mutual), permitiendo reducir las primas de este tipo de seguros”.

También debe tener en cuenta que la resistencia no solo está en el material y fabricación de las cubiertas, la estructura y fijación tiene un rol igual de importante que se suma a los requerimientos de seguridad. Las aseguradoras en general recomiendan que los constructores deben averiguar a través de su agente o representante de seguros qué pasos deben seguir para hacer que su construcción sea más resistente y de esta forma tenga una mejor puntuación al momento de la valoración, así lograrán minimizar los valores de las primas en las pólizas.

Serán el “gancho” ideal en la preventa

Los techos de calidad en zonas comunes se convierten en uno de las herramientas de promoción para los constructores, porque en la etapa de preventa y venta no siempre hacen énfasis en los costos que pueden ahorrar los propietarios a futuro al comprar edificaciones con materiales de calidad. En el caso de las cubiertas es importante recalcar que los buenos atributos del material evitarán el desgaste

Es importante tener claro el tiempo de garantía de la cubierta y bajo qué condiciones aplica

temprano y por consiguiente será un gasto menos para la administración, el cual y de acuerdo con la Ley 675 de 2001, es “el índice de participación porcentual de cada uno de los propietarios de bienes de dominio particular en los bienes comunes del edificio o conjunto”. El destino de este dinero que se recauda mensualmente es, precisamente, para atender la administración, conservación y reparación de los bienes comunes, entre los cuales se llevan gran parte del presupuesto las cubiertas cuando no son de calidad.

Tenga en cuenta
Tulio Efren Arias Cardona, asistente técnico de Toptec S.A.

Indica algunas recomendaciones a seguir en las tejas de policarbonato para instalar en zonas comunes:

  • Traslucidas en mayor o menor proporción, controlando la luz solar por medio de colores o tonos adecuados.
  • Como policarbonato virgen deben ofrecer garantía que cubra contra el amarillamiento, perdida de transmisión de luz y rotura.
  • Protección contra los dañinos rayos UV que no solo afectan a las personas, también a las plantas, mobiliario y vehículos.
  • Soportar un nivel alto de impacto de granizo, piedras y otros objetos que puedan tener contacto directo. Por ejemplo, contra la exposición a golpes con balones que son comunes en este tipo de áreas.
  • Facilidad para la adaptación a diferentes diseños de cubiertas. Corte y transformación posibles con herramientas comunes y de preferencia livianas para que permitan simplificar el diseño de la estructura de soporte.
  • Contra fuego, porque en caso de presentarse lo ideal es que no se propague por el material sino que se autoextinga.
  • En caso de rotura no debe convertirse en un objeto peligroso como el vidrio. La limpieza y mantenimiento debe darse de forma fácil y práctica.