En medio de la desaceleración que afronta el sector edificador, donde grandes constructoras han llegado a hablar de despidos y parálisis, Hábitat de Los Andes sabe leer el mercado y repunta en ventas.

ALX 9701Hace 12 años tres emprendedores unieron sus conocimientos y trayectorias en el sector de la construcción e inmobiliario y crearon la Constructora Hábitat de Los Andes, en Ibagué una de las ciudades intermedias con mayor potencial para el desarrollo del sector edificador en el país.

Desde que nació la constructora siempre ha tenido el propósito de que los colombianos cumplan el sueño de tener vivienda propia, entregando calidad de vida a los propietarios, y la oportunidad de que hagan buenos negocios.

Hábitat de Los Andes en el tiempo que lleva en el mercado ha aprendido a afrontar los ciclos de la construcción, a tomar decisiones en el camino, sobre cuándo lanzar, cómo mejorar, cómo profundizar, cómo entender cada uno de los elementos que hacen una venta exitosa desde que los clientes separan el bien hasta cuando se les entrega el inmueble.

El equipo de Revista En Obra viajó hasta Ibagué para conversar con Carlos Molina, líder del equipo comercial y de mercadeo de la Constructora Hábitat de Los Andes, quien se encontraba en la sala de ventas del Edificio Hábitat Infinity, que con 27 pisos será el más alto de la capital del Tolima, y es ejemplo de un proyecto ganador de una constructora sólida.

Revista En Obra: ¿Cuáles son los factores que han llevado a la constructora ser exitosa en medio de la desaceleración?

Carlos Molina: Cuando hay crisis uno se vuelve modo crisis, nosotros lo que queremos es no sentir la crisis, no contaminarnos sino seguir haciendo las cosas muy bien, siendo prudentes, sobre cuándo lanzar, qué productos lanzar, cómo hacerlo, leer muy bien el mercado, analizar cuál es la demanda y lograr que compitiendo me elijan a mí, antes que a cualquiera, y la única forma de lograr eso es ofreciendo un gran servicio, una excelente atención, contar con gente con calidad humana, muy disciplinada que ayude a llevar ese proceso a la realidad.

Nosotros no queremos participar de ninguna crisis y hemos tomado las decisiones correctas, nuestros inventarios son menos del 0.5 % de los proyectos que tenemos vendidos, hablo de producto terminado y eso nos da una mayor tranquilidad, hasta que no tenemos cierta cantidad de unidades vendidas para lanzar otro proyecto, no lanzamos y más bien nos enfocamos con mucha fuerza a sacar las unidades pendientes es un de cuándo lanzo, cómo va el ritmo de ventas y un gran servicio.

Ya el tema constructivo se debe realizar de forma memorable, perfecta, como política trabajamos con lo mejor que podemos encontrar en el mercado y si el asesor lo sabe explicar el cliente lo entiende fácilmente.

R.E.O.: ¿Por qué eligieron invertir en ciudades intermedias?

C.M.: Cuando se invierte en finca raíz hay dos formas de ganar plata, una es con la renta del inmueble, que tiene unos porcentajes versus el costo del inmueble, otra manera es la valorización a largo y mediano plazo, un inmueble en Bogotá de estratos 5 y 6 se está demorando entre seis meses y año y medio en arrendarse, Bogotá no es opción para nosotros pero eso debió verse hace siete años, por eso tomamos la decisión de salir únicamente a ciudades intermedias, y
construir un banco en estas ciudades, hoy vemos otras cosas alrededor del negocio inmobiliario.

El negocio inmobiliario y de finca raíz, no es de un trimestre o de un año, es a largo plazo, es un negocio de décadas y hay que ver los ciclos y afrontarlos.

Las ciudades intermedias se presentan como una gran oportunidad porque el metro cuadrado se consigue todavía a unos precios valorizables, en Ibagué el metro cuadrado está a $2 millones 300 mil o en estratos 5 y 6 a $4 millones, el metro cuadrado de un edificio en Bogotá como Infinity con todas las bondades que tiene está a $15 millones, entonces el potencial de valorización es mucho mayor en las ciudades intermedias, se puede valorizar al 10 % anual, dependiendo cómo vaya progresando la ciudad y el país.

Además a las ciudades intermedias están llegando cosas que antes no había y son novedad, pero que en Bogotá ya son paisaje, nosotros nacimos en Ibagué y tenemos un banco de tierras para seguir creciendo generando valor para la capital del Tolima.

R.E.O.: ¿Cuál es la importancia del banco de tierras para la constructora?

C.M.: El banco de tierras es fundamentalmente para asegurar la continuidad de la constructora, re ALX 9572invertir en tierra que garantice esas ubicaciones privilegiadas en el tiempo, es un esfuerzo que como compañía hacemos para elegir las mejores ubicaciones, para continuar con nuestro crecimiento, si no fuera así tendríamos que depender de lo que haya en el mercado, tenemos una política de inversión que nos permite ir ubicando los mejores lotes en el tiempo, y comprarlos es una inversión que queda parqueada pero que nos garantiza seguir ofreciendo el mismo producto en el tiempo para nuestros inversionistas, tenemos clientes que nos han acompañado desde el inicio y siguen invirtiendo en la mayoría de proyectos.

R.E.O.: ¿Cuáles son las características del Edificio Hábitat Infinity, que lo convierten en un ícono para Ibagué?

C.M.: Será el edificio más alto en Ibagué con 27 pisos en una ubicación fundamental, la constructora tiene tres ejes, diseño, ubicación y bienestar. Decidimos hacer una inversión enorme en un lote que esté ubicado donde hay mayor potencial de valorización, “la milla de oro”, una gran ubicación que le permite a la gente estar cerca a todo, en la zona hay hoteles, los mejores restaurantes, centros comerciales, notarías, hospitales, centros de entretenimiento, la ubicación es la queda la valorización.

Otro tema importante es el diseño, quisimos marcar un hito arquitectónico en Ibagué, con nuestros arquitectos diseñamos algo que realmente nos lleve hasta el infinito, por eso lo llamamos Hábitat Infinity, que es tener una visión a largo plazo de lo que puede ser un gran proyecto, estamos pensando en la Ibagué a 20 o 30 años, con un diseño contemporáneo que busca una nueva arquitectura en la ciudad mucho más moderna y sofisticada.

Tenemos dos torres, una de 27 pisos y otra de 21 pisos, estamos entregando en el primer semestre del 2021, la idea es que al 31 de diciembre de este año tengamos 27 pisos ya fundidos, el primer piso, es de uso mixto oficinas y locales comerciales, hay dos sótanos de parqueaderos y del piso 2 al 5 son parqueaderos de los apartamentos, desde el sexto son pisos habitacionales, con un metro cuadrado a $3 millones 900 mil.

Infinity, que ha vendido el 90 % de la primera etapa es financiado por Bancolombia con bonos verdes porque tenemos la certificación Edge, garantizando como mínimo el 20 % de ahorro en agua y luz a todos los residentes del edificio, porque nos interesa construir sosteniblemente, los bonos verdes son emitidos para apoyar este tipo de iniciativas y eso tiene beneficios en tasa para las personas que compran en este proyecto.

R.E.O.: ¿Qué nuevas apuestas tiene la constructora?

C.M.: Vamos a incursionar en la construcción de vivienda habitacional para alquiler de vivienda, aprovechando el déficit habitacional que hay en Colombia, donde salen 400 mil unidades de vivienda en demanda cada año, y todos los constructores desarrollamos 280 mil, quiere decir que hay un déficit de entrada.

Estamos viendo cómo pasar al tema inmobiliario desde el tema constructor, construir para arrendar implica una cadena más larga, que comprar para arrendar, el flujo de caja es mucho mayor, estamos viendo unas implicaciones para poder entrar en ese modelo que también está buscando el Gobierno, con el Plan de Semillero de Propietarios. En el caso de Ibagué vamos a entrar en el negocio de un proyecto de renta y venta para gente mayor de 50 años, con un hábitat que les permita desarrollarse, integrarse, tener una iglesia, un salón de juegos, tener la opción de poder pedir comida, estamos diseñando una cantidad de proyectos con mucho más valor agregado que solamente entregar la unidad de vivienda. Continuaremos en el tema VIS, acabamos de lanzar Hábitat Ocobos un proyecto VIS de 1.240 unidades, que ha sido éxito total en ventas, y vamos a tener más lanzamientos.

Por otra parte vamos a tener lanzamientos en otras ciudades, a través de nuestro banco de tierras, hemos hecho reinversión de las utilidades comprando tierras, la idea es próximamente lanzar proyectos con nuestro sello por el Atlántico y el Eje Cafetero.