Los proyectos constructivos en el segmento hotelero necesitan productos diferenciales que todo constructor y contratista interesado debe tener en cuenta.

Los proyectos de construcción hotelera son quizá uno de los segmentos con mayor necesidad de innovación y aplicaciones tecnológicas. Y no precisamente porque carezcan de avances y propuestas. Todo lo contrario, la gran avalancha de materiales y portafolios hacen que esta sea una industria muy competitiva, lo que lleva al peligro de caer en ideas comunes y a la creencia de que ya todo está creado y es difícil generar nuevas opciones que marquen la diferencia en un segmento tan saturado.

Entre las muchas especialidades la tecnología marca un diferencial. Aceptando que hay una constante hacia la tecnología, la seguridad y la responsabilidad medioambiental, es inteligente
revisar qué productos e ideas novedosas no están
tan desarrolladas.

Daniel Zapata de Dann Medellín afirma en un especial sobre remodelación de esta cadena de hoteles que la competitividad debe buscarse mejorando ideas y perfeccionando técnicas. Por ejemplo, si se acude a las energías renovables, están se encuentran concentradas tradicionalmente en zonas de poco consumo. La verdadera estrategia es establecer estas fuentes no convencionales en espacios donde el consumo es importante, como área de alimentos, zonas comunes y zonas húmedas.

Otra tendencia es la domótica que, aconseja el experto, debe destinarse en un primer momento a las zonas privadas del cliente antes que a las zonas comerciales. El primero que debe notar las comodidades que otorga tener los espacios automatizados y poder maniobrarlos desde la comodidad del sillón, la cama o el exterior, es el huesped.

Se debe planificar la iluminación, acústica y decoración de un salón con la posibilidad de convertirlo en un espacio multifuncional

Luego esta tecnología puede trasladarse, según las posibilidades del hotel, a todo el entorno. Esta aclaración es importante, porque los servicios de domótica en pequeños espacios no son tan costosos. Y en esta medida se recomienda al constructor ofrecer esta tecnología en pequeña escala.

Diseño de la obra

Se destacan los espacios polifacéticos concentrados en la potencialidad del hotel. En un proyecto se debe considerar si las áreas que más necesita el hotel son de descanso, de ocio, de negocios, infantiles, deportivas, entre otras.

En el caso de Bogotá, por ejemplo, el problema del espacio ha permitido el desarrollo de la idea de espacios conjuntos en el que se adecúa estos con un fin principal, pero con usos secundarios, generando alta calidad en experiencias diferenciales, afirma Eduardo Bosch de NH Hotel Group.

eeeee