patologiaAnte el aumento de edificaciones en riesgo de colapso, La Salle hace pedagogía sobre patología estructural.

Cerca de 2.500 edificaciones en Bogotá están en riesgo de colapso, así lo reveló una investigación del Concejo de Bogotá donde este año fue emitida una alerta por 2.363 viviendas o edificaciones que tienen serios problemas estructurales con riesgo de colapso de no tomarse medidas a tiempo.

La Universidad de La Salle adelanta una iniciativa educativa sobre patología estructural, “que es la rama de la ingeniería que ayuda a diagnosticar y sanar las construcciones de sus diferentes enfermedades o afectaciones, producidas por la exposición a condiciones ambientales (lluvia,humedad, insolación), a la acción de fenómenos naturales (sismos, deslizamientos, inundaciones), así como como a afectaciones por las condiciones de uso (vibración producidas por maquinaria o por personas, o sometimiento a temperaturas extremas)”, afirma Rincón.

Por medio de un estudio patológico es posible plantear alternativas para mitigar el avance del deterioro y adelantar acciones para reforzar las estructuras y lograr su rehabilitación. Una forma sencilla de entender el tema es pensar que las edificaciones al igual que las personas pueden ser diagnosticadas a tiempo de las enfermedades que padecen, con lo cual se determina exactamente qué está ocasionando la debilidad y se proponen las medidas para solucionarlas.

“Abundan las evidencias de que hoy en Colombia, se están construyendo muchas edificaciones, sin tener las medidas necesarias para garantizar su desempeño adecuado en el tiempo previsto de vida útil, sin sufrir daños que pongan en riesgo a la edificación.” Orlando Rincón, docente de la universidad de La Salle

La tecnología juega un papel clave en el desarrollo de métodos de diagnóstico para verificar el estado de los materiales, y elementos estructurales de la edificación, buscando causar la mínima alteración de la misma con el menor nivel de incertidumbre posible para formular metodologías y técnicas que permiten evaluar el desempeño de los diferentes elementos estructurales a nivel individual y/o colectivo de una estructura en los diferentes momentos de su vida útil.
Dentro de las ventajas están que el proceso se puede hacer de forma rápida, efectiva y concluyente, de tal manera que soporten los procesos de toma de decisiones para definir requerimientos de mantenimiento, reforzamiento o demolición de edificaciones con lesiones.

¿PARA QUÉ SIRVE LA PATOLOGÍA ESTRUCTURAL?

  • Para evaluar la magnitud de afectación de las edificaciones o sus elementos después de la ocurrencia de eventos naturales, tales como sismos, tormentas o deslizamientos, o luego de un incendio o una explosión.
  • Para determinar la viabilidad de continuar usando estructuras antiguas, que ya han cumplido su ciclo de vida, tal como pasó con el Coliseo el Campin, conociendo si su nivel de deterioro es avanzado o no.
  • Para poder determinar la viabilidad de recuperar edificaciones con problemas de desempeño debido a prácticas constructivas inadecuadas como ha ocurrido con las edificaciones de Cartagena que fueron desalojadas.
  • Para valorar la capacidad de estructuras de cambiar su uso, inicialmente previsto y de la posibilidad de realizar reformas en su estructura como ha pasado en diferentes centros comerciales que han sido reformados.
  • Para verificar la vulnerabilidad de zonas de las ciudades que han sido construidas por procesos de autoconstrucción sin cumplir con la normativa sismorresistente.

Por: Universidad de La Salle