Ya son poco más de tres décadas en las que Arpro está construyendo en Colombia, siendo un gran referente para cualquier constructora.

Claudia Samper, gerente general de Arpro, habló con revista En Obra, en donde contó los nuevos proyectos que tienen en Bogotá, la construcción de un hotel en Cali y varios proyectos de segunda vivienda.

¿Qué proyectos vienen para ustedes?

Tenemos un proyecto muy llamativo que son Las Torres Atrio, las cuales son una dedicación y un esfuerzo enorme y un aprendizaje de cosas nuevas. La construcción de estas torres empezaron en noviembre del año pasado, ya terminamos pilotaje, ahora estamos en etapa de excavación.

Urban 165 se encuentra ubicado sobre el costado occidental de la Autopista Norte, a la altura de la calle 165 y la estructura sobre el cual se creó es propiedad simplificada (único dueño) lo cual permite una negociación unificada con arrendatarios, con un esquema inmobiliario innovador con poco oferta en el mercado. Adicional el proyecto se concibió para cumplir con los estándares exigidos por compañías multinacionales.

Y por último tenemos a Urban Logístico-Bodegas quedará cerca de la zona de Atagualpa, cerca al aeropuerto ElDorado proyecto diseñado con un doble propósito: solución de espacios para almacenamiento (en racks o a granel), logística y/o procesos industriales de bajo impacto, como primer uso, y solución de oficinas de bajo costo, para administración, ventas o back officce, como segundo uso.

¿Qué planes tienen en otras ciudades?

Por fuera de Bogotá tenemos un proyecto en Cali, que será un hotel, tenemos un pequeño proyecto de segunda vivienda en Tocaima, este sí es un proyecto que estará a la venta. En Cali, queremos replicar el modelo de negocio inversión única, será operado por Germán Morales. Tendrá 4.957 metros construidos. 230 metros de local y 2.000 metros de habitaciones y estará ubicado en el barrio Normandía.

¿Cómo se encuentra el mercado de hoteles?

Han entrado muchas habitaciones nuevas al país, ha aumentado la oferta, esto hace que la ocupación haya disminuido un poco y esto hace que las tarifas se hayan moderado igualmente, pero en general está funcionando bien, no muy bien cuando se dio el inicio de este “boom”. Lo que sí hay que tener en
cuenta son los modelos financieros y esa es la forma adecuada de actuar.

¿Cómo les fue el año pasado?

Nos fue muy bien, terminamos unos proyectos de los que nos sentimos muy satisfechos como el BS Rosales, participamos en diseño y certificación Leed de un edificio de Alpina y para nosotros fue muy satisfactorio.

¿Construcción seguirá siendo el jalonador de la economía colombiana?

Sí. Porque es un gran generador de empleo, tiene un tema de mejores prácticas ambientales y sin duda el gobierno está haciendo muchas cosas para que todo esté bien.