Del  5 al 7 de octubre, en distintos espacios de Asunción, en Paraguay, se llevará a cabo la XI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU), un evento que exalta las particularidades de la construcción de ciudad y comunidad en la región. En esta edición, dos obras colombianas — 8111 y La Potocine— participarán por el galardón Panorama de Obras.

La bienal recoge lo mejor de la arquitectura de los 22 países que conforman Iberoamérica en las categorías Panorama de Obras, Publicaciones, Textos de investigación, Trabajos académicos y Habitando Iberoamérica.

A la convocatoria de obras se presentaron un total de 997 propuestas, de las cuales 210 resultaron seleccionadas por los comités nacionales de cada país. Luego, un jurado internacional revisó los preseleccionados y llegó a un número de 32 proyectos finalistas.

Entre las obras finalistas predominan los espacios colectivos: equipamientos públicos, centros culturales, docentes o recreativos, aunque también se destacaron residencias así como rehabilitaciones.

Representación colombiana en la XI BIAU

Edificio 8111

8111 es un edificio para oficinas y locales comerciales con cuatro sótanos, diez pisos y cubierta plana, ubicado al norte de Bogotá. El proyecto, liderado por los arquitectos Daniel Bonilla y Marcela Albornoz, de Taller de arquitectura de Bogotá, es un sistema asociado a diagonales y no a columnas rectas y vigas, lo que exigió integrar estructura y función, sin irrumpir en la flexibilidad del espacio.

Su fachada estructural está conformada por un sistema Diagrid de elementos diagonales en concreto de sección trapezoidal, que  soporta las fuerzas verticales y horizontales transmitidas por las placas de entrepiso de 11m de luz libre.

Un aspecto particular es su materialidad. Generalmente, los sistemas de malla Diagrid se fabrican con estructuras metálicas, en el caso de 8111 se optó por hormigón, un material que ofrece una expresión más marcada y distintiva, y que permitió edificar una estructura única e icónica en la ciudad.

También le puede interesar: Top 700: la construcción por regiones

La Potocine: sala de cine autogestionada

Ubicada en el barrio Potosí de la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, esta sala de cine no comercial fue posible gracias a un proceso de autoconstrucción apoyado por Arquitectura Expandida, Ojo al Sancocho (Sueños Film) y el Instituto Cerros del Sur.

La edificación se realizó en un terreno que cedió el Instituto Cerros del Sur. En un principio, dicha propiedad contaba con dos bases de hormigón que sostenían dos casetas prefabricadas. Durante el proyecto se decidió conservar la estructura superior, de 65 m2, para transformarla en la sala de talleres, producción audiovisual y de sonido.

Solo fue necesario instalar divisiones, iluminar y pintar. Conectada con esta primera estructura, pero en la parte inferior, se construyó la caja negra: Sala Potocine de 75 m2.

Como parte de las soluciones arquitectónicas implementadas por el equipo, se aprovechó el desnivel existente entre las dos bases, de 2,4 metros, para incorporar las gradas. Además, la estructura principal se construyó en guadua (bambú colombiano), teniendo en cuenta la experiencia constructiva del equipo, así como la economía y facilidad de manejo que ofrece este material en un  proceso de autoconstrucción.

Finalmente, la caja negra se construyó a través de un revestimiento interior de teja termoacústica, para garantizar una ventilación adecuada sin comprometer el aislamiento lumínico.