Su construcción tomó 11 años y requirió que ingenieros y obreros del INVÍAS excavaran 1.400.000 m3 de roca, emplearan 40.000 toneladas de acero y utilizaran 450.000 m3 de concreto hidráulico para su revestimiento.

El  pasado 4 de septiembre de 2020, el Presidente de la República, Iván Duque Márquez entregó al  país el túnel de La Línea. Acompañado por la Vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez Blanco; la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez; el Director General del INVÍAS, Juan Esteban Gil Chavarría, y los gobernadores de Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, y de Tolima, Ricardo Orozco Valero, realizó un recorrido por las obras túnel, desde el Quindío hasta el Tolima.

Los túneles y puentes que entran en operación están dotados de equipos electromecánicos de última tecnología a nivel mundial, replicando las experiencias más exitosas de grandes túneles en el mundo, que garantizarán la seguridad y confiabilidad a los usuarios y permitirán un control integrado, desde un centro especializado, para dar respuesta en tiempo real y atención inmediata a cualquier eventualidad.

 El Presidente Duque destacó el compromiso del INVÍAS, que, con la puesta en marcha de una gerencia especializada, en dos años concluyó un proyecto que en agosto de 2018 presentaba un avance del 56%. Igualmente, emocionado, aplaudió y rindió homenaje a la entrega y tesón de los 6.050 hombres y mujeres que durante 11 años trabajaron con ahínco en las distintas las fases del proyecto, con el fin de materializar esta megaobra de gran envergadura para el país y cuyos nombres quedaron inmortalizados en una gran placa, en los accesos al túnel.

 “No quiero decirles nada distinto a infinitas gracias, porque este es el triunfo de todo un país. Este es un homenaje a quienes labraron este camino y se merecen siempre todos los reconocimientos del pueblo colombiano. Gracias a todos los trabajadores, a todas las trabajadoras, a todo este cuerpo unido que logró vencer la adversidad y demostrarle al mundo que esta cordillera que por muchas décadas se sintió impenetrable para poder unir a nuestro país fue vencida por el ingenio, por la creatividad y, sobre todo, por el amor patrio de cada uno de ustedes”, declaró el mandatario de los colombianos.

 La Vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez Blanco, aseguró: “En este momento único para proyectar una política de comercio exterior más audaz y ambiciosa, en el que tenemos la misión de lograr la internacionalización enlazada con nuestra política de desarrollo productivo, es fundamental que contemos con corredores que sean la base sobre la cual se pueda establecer una cadena de valor eficiente que nos posicione como un país competitivo a nivel regional y mundial”.

 A su vez, la Vicepresidenta reconoció que las obras que hoy pone en servicio el Gobierno nacional representan un importante esfuerzo por acabar con las dificultades en la movilidad y las demoras ocasionadas por las obstrucciones en la zona de mayor pendiente de la vía, donde mensualmente se presentan más de 180 vehículos varados y un promedio de 15 horas de parálisis.

 “La entrega de esta gran obra de infraestructura se realiza bajo parámetros que, desde el Gobierno nacional, y en especial desde el Ministerio de Transporte, hemos promovido: desarrollar y concluir proyectos que permitan que los colombianos se movilicen en condiciones más seguras y que permitan que los recorridos sean más cortos. El túnel marca, además, un punto de inflexión en nuestra búsqueda por una interconectividad entre las regiones más eficiente, y entre el país con mercados internacionales. Recordemos que esta obra mejora nuestra competitividad en el océano Pacífico, con implicaciones incluso en nuestra relación con países del Asia”, manifestó por su parte la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.

 Para la Ministra Orozco, la entrega de estas obras es motivo de orgullo porque representan para los quindianos y tolimenses la consecución de un sueño, pero también porque, más que una obra inerte, el túnel de La Línea es un proyecto con un alto componente de rentabilidad social; a través de él se generaron a lo largo de los años más de 6000 empleos y se sembraron 600.000 árboles que permitieron la recuperación de 553 hectáreas de bosque, protegiendo la reserva forestal de la cordillera Central, así como su fauna y flora.

De igual manera, se recuperaron las cuencas hídricas de los ríos Navarco, Santo Domingo, Bermellón y Coello y de las quebradas La Gata y El Salado, de las que depende el abastecimiento de agua de los habitantes de Calarcá, se capacitó a los habitantes del entorno de las obras en proyectos productivos y, a futuro, se potencia el desarrollo turístico, comercial y cultural del Eje Cafetero.

 Por su parte, el Director General del INVÍAS, Juan Esteban Gil Chavarría, declaró que “este túnel, por su complejidad, por su importancia estratégica para el desarrollo y el progreso del país, se convirtió desde el primer momento en una de las obras a concluir no solo de manera rápida, sino bien. Desde el INVÍAS le cumplimos al país y entregamos la obra de infraestructura de transporte más importante de la historia de la ingeniería en Colombia, adecuada con los mejores equipos disponibles, de tal manera que la operación del túnel se lleve a cabo en las mejores condiciones operativas para los usuarios de este importante corredor”.

 Igualmente destacó que “con este proyecto la ingeniería colombiana fue puesta a prueba y hoy demostramos no solo que pudimos estructurarlo, construirlo, gerenciarlo y ponerlo en operación, derribando los mitos que se habían forjado alrededor de él, sino que estamos preparados para ejecutar obras de gran calibre para el país. Además, al tener el túnel más largo de la región comenzamos a ser un referente para Latinoamérica”.

 El ingeniero Gil Chavarría concluyó asegurando que los trabajos en el cruce de la cordillera Central continúan. La meta es entregar en abril del 2021 las obras restantes que completan el total de 60 estructuras: 25 túneles, 31 viaductos, 3 intercambiadores y 30 kilómetros en doble calzada que conforman el megaproyecto de infraestructura vial más importante para el país en sus 200 años de historia.

 Tambien los gobernadores de Tolima y Quindío estuvieron presentes. El Gobernador de Tolima, Ricardo Orozco, planteó: “Esta obra significa una nueva cara al país. Esta obra no simplemente le resuelve un tema de conexión al Tolima y a Quindío, sino que le marca una nueva historia al transporte y a la economía del país. No simplemente es la vía sino es el instrumento que nos da la Nación para que los departamentos nos desarrollemos, exploremos alanzas estratégicas en el marco económico, turístico y social. Que esta obra enmarca un nuevo renacer para el país”. Por su parte, el Gobernador de Quindió, dijo: “Gracias señor Presidente por esta obra maravillosa. Quiero contar una anécdota: mi padre hace 18 años fue Representante cuatro veces, Senador una vez y alcalde dos veces de Calarcá y él siempre soñó con ver el túnel de La Línea. Una hora antes de vivir le pregunté: papá, a ti que te faltó por vivir. Solamente me falta ver el túnel de La Línea. Y aquí estoy yo en representación de él y de mi familia”.

 El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, finalmente, reiteró: “Este ha sido un proceso largo y es un triunfo de toda una nación, es el triunfo de esa Colombia perseverante, intensa y trabajadora, soñadora y materializadora de anhelos. Es una obra que demuestra lo que es Colombia, el túnel más largo de América Latina, que refleja que cuando estamos unidos en propósitos comunes somos capaces de lograr los sueños más complejos. En medio de esta dificultad, al entregar este túnel queda presente que es el túnel de la resiliencia, del temple y de las ganas de Colombia de salir adelante, y saldremos todos unidos como país”.