La era digital ha cambiado el panorama de todos en la industria de la construcción y ahora es necesario mantenerse al día.

La tecnología ha revolucionado la manera en que la construcción opera, aunque este proceso de cambio viene dándose para transformar a un sector tradicional, son múltiples las ventajas al momento de ejecutar proyectos constructivos.

Estas son algunas de los beneficios de la aplicación de tecnologías en los procesos de construcción con procesos como BIM, red en la nube y el internet de las cosas (IOT, por sus siglas en inglés):

1. La planeación de la ejecución de la obra en etapas de pre- construcción, permiten revisar la constructibilidad del diseño y también planear la logística de la construcción para evitar omisiones en obra que incrementen el costo.

Algunos ejemplos de omisiones pueden ser: habilitar accesos temporales durante la obra que retrasan la ejecución, excavaciones no planeadas ni factibles de acuerdo con la capacidad de la maquinaria, materiales e insumos en obra antes de tiempo o después de tiempo, etc.

2. Todos los interesados de un proyecto que pueden ver la documentación y sus actualización en tiempo real.

Mediante soluciones en nube que permiten movilidad y una plataforma en nube unificada que permita la colaboración, es posible tener acceso oportuno a los documentos más actualizados y rápidamente compartirlos con el equipo de proyecto, marcar o agregar comentarios sobre la documentación como planos y modelos 3D, para notificar a todos los involucrados.

3. La aplicación de análisis avanzado de datos en la ingeniería y construcción permite que las grandes cantidades de datos que se recolectan en cada obra como el comportamiento del presupuesto, del cronograma, la productividad de la mano de obra y la operación puedan ser recolectados de manera digital para poder empezar a tener información predictiva y práctica para usar en licitaciones t presupuestos.