El sector de la construcción fue el segundo con mayor crecimiento durante el primer trimestre del año.

Las cifras reveladas por el Dane, durante el primer trimestre del año la construcción de edificaciones aportó al crecimiento económico del país con un 10,9%. Por su parte, la economía creció un 2,5%, lo que indica que es un buen momento para el sector. Este resultado es el más alto en los últimos seis trimestres. Este crecimiento también abarca el mantenimiento y reparación de edificaciones que creció un 2,2%.

El crecimiento se debe al buen comportamiento y la demanda de construcción, que creció un 13,1%, donde se aprovecharon de manera efectiva los beneficios e incentivos disponibles, como los créditos o subsidios del Gobierno Nacional para acceder a vivienda nueva. La oferta de proyectos para todos los segmentos de la población es una de las metas que el sector ha cumplido.

Además de la construcción de viviendas, se resalta la inversión en en edificaciones no residenciales. En este caso, los centros comerciales registraron para este trimestre un crecimiento de 10,4%. “Es de vital importancia para la construcción no residencial seguir generando condiciones favorables para la inversión, tanto en el ámbito nacional como local”, aseguró Sandra Forero, presidenta de Camacol.

Uno de los retos que tiene este año el sector es superar los desafíos económicos. La tasa de cambio eleva el costo de los insumos; además, este alto valor hace que sea más difícil para acceder a los créditos de vivienda. Sin embargo, está la posibilidad de hacer parte de programas como ´Mi Casa Ya´, que continuará permitiendo el acceso a la vivienda en los próximos años.