El proceso de chatarrización se asemeja a un proceso de reciclaje, es decir, se transforman los materiales del bus en nuevas materias primas para otros sectores, como el constructor y ferretero.

TransMilenio a través de los concesionarios han ido adelantando el proceso de desintegración de los buses que salieron de operación, con el objetivo de seguir trabajando en la renovación de la flota con ánimo de seguir mejorando el servicio y cuidar el ambiente.

Desde mediados de marzo se inicia la fase de chatarrización para los últimos 60 buses alimentadores de la fase II del Sistema. De esta fase, 564 buses han salido de operación de forma gradual desde junio de 2012 y la mayor parte fueron desintegrados al cumplir su vida útil, las condiciones técnico – mecánicas y las condiciones legales exigidas por DIJIN.

Los 60 vehículos, serán desintegrados en la planta de Gerdau DIACO, productora de acero que, cumpliendo con todos los protocolos ambientales, transforma anualmente más de 350 mil toneladas de chatarra ferrosa y promueve la economía circular. DESINTEGRACION 3 300x225

Su trabajo consiste en retirar los residuos no ferrosos de los buses, los clasifica y entrega a otras empresas que les dan nuevos usos, evitando que lleguen así a rellenos sanitarios. Por ejemplo, los plásticos se muelen y se reincorporan a una variedad de procesos productivos y las llantas se entregan a empresas que convierten el material granular en asfaltos y en la fabricación de canchas sintéticas.

Busca proveedores de acero y otros productos para su proyecto constructivo, consulte la guía de construcción, aquí.

“La desintegración vehicular es uno de los canales a través de los cuales obtenemos los insumos metálicos que reciclamos, y para nosotros es un honor poder trabajar con aliados como la Secretaría de Movilidad del Distrito, TransMilenio y Alcapital para, por un lado, seguir cumpliendo nuestro propósito, y al mismo tiempo contribuir al proceso de renovación del parque automotor de transporte público de pasajeros de Bogotá. Estamos seguros de que sumando transformamos, con la fuerte convicción de aportar al desarrollo sostenible de nuestra ciudad y nuestro país”, expresó el director de Operaciones de Gerdau DIACO, Luis Güereca.

Cabe destacar que adicional a este proceso de chatarrización de la flota alimentadora de la fase II de TransMilenio, la Administración Distrital espera seguir desintegrando los vehículos remanentes del SITP Provisional en el transcurso del año 2021. Desde el inicio de operación del esquema provisional en noviembre de 2009 y hasta febrero de 2021 se han chatarrizado 9.426 vehículos.

Le recomendamos: Mundial de Tornillos recibe título de ‘Marca Notoria’ por parte de la SIC