El proyecto arquitectónico ATRIO, en el centro de Bogotá, es un referente en la implementación de las últimas tendencias en construcción sostenible. Desde el inicio de la planeación y la posterior ejecución de la obra, los constructores de ATRIO asumieron el compromiso de usar concreto, acero, metal, e incluso mobiliario, más eficiente y amigable con el medio ambiente.

Este propósito de realizar la edificación bajo estándares de sostenibilidad se llevó a cabo en cada una de las etapas de desarrollo del proyecto. Uno de los primeros retos que tuvo que resolver el equipo de ATRIO fue la construcción de la estructura metálica, única en Colombia por su tamaño, volumen y tecnología empleada. Solo en la torre norte se utilizaron 8.350 toneladas de acero, alcanzando una altura de 201,6 metros.

El acero como parte estructural de un edificio aporta grandes beneficios al proceso constructivo. Además de ser un sistema potente de resistencia sísmica, por la capacidad de absorción de energía de este material, permite mayor rapidez en el montaje y  mejor control de cada uno de los elementos utilizados en su construcción.

 Fachada a prueba de polución

Luego de la etapa estructural, se puede resaltar la implementación de estrategias sostenibles en la instalación de la fachada. Este elemento del proyecto consta de un sistema flotante de 40 mil metros cuadrados que no lleva ninguna carga adicional a la de su propio peso. Además, se ajusta al edificio mediante anclajes y apoyos de acero, lo que ofrece un comportamiento sísmico favorable y aporta al ahorro de energía.

Esta estructura está conformada por 5.821 paneles de vidrio de 35 mm de espesor que garantizan el control térmico en su interior, y la protección contra la polución y la radiación solar. De este modo, el proyecto incorpora un uso inteligente de la energía y evita los cambios bruscos de temperatura en su interior.

A esta estructura la complementa una fachada microperforada de acero inoxidable en los laterales de las torres. Esta solución permite la circulación del aire dentro de la edificación aportando condiciones máximas de comodidad.

También le puede interesar: ATRIO alcanzó su altura máxima

Ejecución eficiente

En la construcción de ATRIO se utiliza la tecnología BIM (Building Information Modeling), una metodología que permite integrar el trabajo de las empresas nacionales e internacionales que intervienen en el proyecto para garantizar una planeación eficiente durante todo el proceso constructivo.

Esta solución dinámica de modelado previene potenciales demoras y optimiza el uso de recursos durante el diseño y la construcción. La tecnología BIM integra la geometría de la edificación, las relaciones espaciales (entorno), la información geográfica, así como las cantidades y propiedades de los componentes del edificio.

El uso de BIM en ATRIO también está enfocado en brindar una evaluación ambiental. Así, es posible realizar la cuantificación de recursos importantes como la energía eléctrica, las materias primas y el agua. Este sistema le ha permitido aspirar a la certificación LEED (de la sigla para Leadership in Energy & Environmental Design).

En ATRIO, al desarrollar el proyecto bajo estándares internacionales como LEED, es posible lograr indicadores de eficiencia energética que no solo se traducen en un menor impacto ambiental, sino que maximizan los recursos en la operación del edificio.

También le puede interesar: ATRIO, un ejemplo de innovación en Colombia