Tras el anuncio del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) frente a los resultados del comportamiento de la economía colombiana durante el año pasado, que en su conjunto registró una contracción de 6.8% respecto a 2019, analistas de Sectorial reflexiona  sobre los cinco sectores más afectados por la difícil coyuntura económica del 2020.

Entre los de mayor decrecimiento a tasas de dos dígitos el año pasado se encuentran: construcción (-27.7%), explotación de minas y canteras (-15.7%), comercio, automotriz y turismo (-15.1%) y emprendimiento y actividades asociadas a la economía naranja (-11.7%).

Lea también: Conozca los usos del acero en la construcción.

Como lo asegura Alejandro Escobar, gerente general de Sectorial, “la construcción fue el sector con más pobre desempeño, con una contribución de -1.8% a la variación Producto Interno Bruto (PIB) y un decrecimiento que implica más de una cuarta parte menos que lo generado por el sector en 2019”.

La construcción de obras de ingeniería civil fue la más perjudicada con una variación de -29% respecto al 2019. Aunque se presentaron disminuciones en los resultados económicos de esta actividad en cada uno de los cuatro trimestres del año, la mayor caída en el nivel de producción sucedió en el segundo trimestre del 2020, cuando esta disminuyó casi un 40% frente al mismo periodo de 2019.

Este comportamiento negativo en las obras civiles se dio a raíz de la medida de cuarentena estricta para contener el contagio del Covid-19, impuesta por el Gobierno a partir de 24 de marzo del 2020, la cual ocasionó el cese total de actividades en la gran mayoría de los sectores de la economía.

“En el caso de la construcción se presentó la suspensión total de la actividad en las concesiones que no fueran consideradas como indispensables, lo que atrasó los cronogramas de entregas de la mayoría de las obras y generó problemas de financiación de los proyectos”, acota Escobar.

Por su parte, la construcción de vivienda durante el 2020 también reportó una caída de 37% en el segundo trimestre frente a los resultados obtenidos en el mismo trimestre del 2019, cuando no solo se dio la parálisis de los proyectos de vivienda sino también el congelamiento de las licencias urbanísticas y los trámites de registros de los compradores.

Pese a los esfuerzos del Gobierno Nacional de promover las ventas de vivienda a través de los subsidios, el nivel de iniciaciones se recuperó a un menor ritmo pues primero se comercializo el inventario de unidades residenciales terminadas antes de todo el impacto de la pandemia.

Busca proveedores para su proyecto constructivo, consulte productos y servicios en la Guía de la construcción de En Obra. 

*Contenido proporcionado por Sectorial. Compañía que se ha dedicado a monitorear, investigar, analizar, y evaluar el comportamiento económico de las actividades productivas en el país.