Con una certificación leed oro, este edificio marca un precedente importante en Barranquilla y la región, en materia de construcción sostenible y con proyección ambiental. más calidad de vida para los ciudadanos caribeños.

“UNA EXPERIENCIA GANADORA”, así define Erik Domínguez, socio de Metrópoli S.A., el proceso de construcción del Edificio BC Empresarial, la primera obra barranquillera que obtuvo en julio de este año la certificación Leed Oro por las características de alta sostenibilidad con las que fue construida.

El certificado Leed Gold, que es entregado por el U.S. Green Building Council® (Consejo de Construcción Verde de los Estados Unidos, en su traducción al español), es sinónimo de liderazgo en diseño energético y medioambiental.

Los elementos que tiene en cuenta la organización para entregar este reconocimiento, se clasifican en cinco categorías: sitios sustentables, ahorro de agua, energía y atmósfera, materiales y recursos y calidad ambiental de los interiores. Estas categorías fueron aterrizadas en la obra, en la mejora de la calidad ambiental interior, la eficiencia del consumo de agua, el desarrollo sostenible de los espacios de zonas comunes y la selección de materiales desde su proceso de construcción, hasta su impacto diario al medio ambiente.

Este reconocimiento proviene de un trabajo arduo, no solamente del constructor, como tal, sino de todos los actores de la cadena constructora, cuyas funciones y materiales proporcionados deben cumplir con estrictas especificaciones y requisitos de norma.

Grandes Beneficios

La obra cuenta con una reducción entre el 20% y el 50%, en energía, aspecto para el que vale la pena resaltar que el proyecto cumple con requerimientos del Standard ASHRAE 90.1-2007 para un uso eficiente de la energía.

Usaron materiales regionales reciclados y renovables como parte del proceso constructivo, pensando de forma sostenible y con responsabilidad ambiental.

De la misma manera, presenta una disminución de 30% en emisiones de CO2, ahorros de agua que se ubican entre el 40% y 50% y un 25% menos en la generación de residuos sólidos. “Este edificio marca un antes y un después en la construcción de la ciudad”, afirma Domínguez, quien ha trabajado de la mano de su padre.

El edificio se encuentra en una zona de crecimiento inmobiliario en la ciudad en los últimos 10 años, en la vía que comunica a Barranquilla con el municipio de Puerto Colombia. En esta zona, el sol y la brisa son imperantes, una razón por la que el diseño de ubicación fue destinado para el aprovechamiento de ambos factores, especialmente, en las áreas comunes.

Erik Domínguez – socio de Metrópli S.A

Este ingeniero civil titulado en los estados unidos afirma que seguirán poniendo los más de 30 años de experiencia de metrópoli s.a., empresa de su familia, al servicio del caribe colombiano, en la búsqueda de “nuevos proyectos que le den continuidad a esta línea de negocios y aumenten la competitividad de la región”.

Asimismo, cuenta con vista 360 grados, sistemas de renovación y purificación de aire interior, pinturas VOCs Green Seal (Compuestos volátiles orgánicos) y ventanería termoacústica fabricada por la empresa barranquillera Tecnoglass, con cristales PPG Solarban, que le apuntan a la disminución de ruido y calor.

Esta certificación evidenció diversos retos para el sector. “Para probar el trabajo hubo que llevar a cabo un modelo energético, en el que se simulan sus condiciones y se compara con una base; la nuestra fue un edificio en Estados Unidos”. Sin embargo, el premio no solo evalúa aspectos medioambientales, sino otros como “el paisajismo, que requiere un grado específico de irrigación por estar compuesto de especies nativas; además de la cercanía a puntos de transporte público”. Todo un conjunto de elementos, para que “la gente se sienta digna de trabaja