El BIM, Building Information Modeling, es una tecnología y una herramienta de gestión que aporta rentabilidad, eficiencia y sostenibilidad a los proyectos de construcción. A la vez, que es una metología de trabajo colaborativo para la gestión de proyectos de edificiación a través de una maqueta digital.

Esta maqueta constituye una gran base de datos que permite gestionar los elementos que forman parte de la infraestructura durante todo el ciclo de vida de la misma.

Además, permite integrar todas las disciplinas que componen la realización de una obra. Proyectistas, constructores, instaladores, arquitectos, entre otros; pueden acceder y modificar virtualmente su desarrollo con un exhaustivo nivel de detalle. De esta manera, se puede construir de manera más eficiente conectando a todos los implicados en el proceso de una manera colaborativa.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el BIM se puede utilizar más allá de las fases de diseño, abarcando la ejecusión del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio. De esta manera, es más fácil su gestión y se reducen los costos de operación. Abarca diferentes dimensiones que van acorde con la evolución del proyecto. Estos son:

3D – Información geométrica: Representa la información del diseño arquitectónico y de cada una de las ingenierías involucradas para tener una representación geométrica detallada de cada parte del edificio.

4D- Tiempos: El tiempo permite conocer y controlar el proceso de ejecusión de un proyecto a través de simulaciones.

5D- Costo: Comprende el control de costos y gastos de un proyecto, evaluando su rentabilidad.

6D- Sostenibilidad o ambiental: Permite conocer el comportamiento del proyecto y hacer variaciones en materiales, combustibles, etc.

7D- Mantenimiento: Permite gestionar el ciclo de vida del proyecto.

Las principales ventajas que trae la metología BIM están encaminadas a brindar seguridad, sostenibilidad y eficiencia a una compañía. Dentro de estos beneficios que aporta están:

-La metodoloogía BIM permite el trabajo colaborativo a través de una sola plataforma compartiendo e integrando información en tiempo real.

– Con esta herramienta se puede saber el impacto energético de cada uno de los materiales que componen la obra. De esta forma se pueden crear edificios inteligentes cada vez más integrados con el entorno, sostenibles y eficientes.

-Integra dos y tres dimenciones para mejorar la visión del proyecto global evitando posibles errores.

-Se puede comprobar antes de realizar la obra si pueden existir posibles interferencia. De esta manera se puede trabajar de manera más segura y rápida.

-Permite generar de forma automática toda la documentación del proyecto: presupuestos, planificación de estructuras, ahorro en tiempo y costos, entre otros.

Por eso, tenerlo en cuenta en sus proyectos puede ser una muy buena opción y solución para ahorrar tiempo y dinero, y hacer su empresa más rentable en el mercado. Además, porque puede plantearse como un elemento diferenciador frente a las demás compañías.

Información tomada de: Calor y Frío