En una época de auge tecnológico, es indispensable el uso de un teléfono inteligente que facilite las tareas diarias. Existen varios modelos que logran satisfacer esta demanda, pero no todos soportan un trabajo tan exigente como el de los constructores.

Las empresas fabricantes han tomado en cuenta aquellos usuarios que, por el tipo de trabajo o actividades extremas que realizan en su vida cotidiana, necesitan los más sólidos y blindados dispositivos móviles. Algunas de las características principales que deben tener son: funcionar en condiciones extremas como temperaturas de hasta 55 °C y 20 °C bajo cero, resistir varios metros de profundidad bajo el agua por aproximadamente 30 minutos y soportar el polvo, lluvia, humedad y caídas desde varios metros de altura.

En el mercado se encuentran dispositivos como el Cat B15, Kyocera DuraPlus E4233, SAIFE Sentry X1, Sonim XP5560 BOLT 2 y Sony Xperia Advance. Todos son teléfonos ideales para constructores que necesitan utilizarlos en todo momento, durante todo el tiempo de trabajo.

La novedad para el 2016

El Cat S60 es uno de los primeros en ser presentado para este año. Es un celular que además de ser muy resistente, tiene como característica diferencial una cámara térmica, que permite identificar pérdida de calor en las ventanas y puertas, encontrar humedad y falta de aislamiento, identificar sobrecalentamiento en instalaciones eléctricas y ver el entorno en completa oscuridad y permite ver a una distancia de 50 a 100 pies.

Está catalogado entre la gama media alta, pero sus prestaciones van más allá, porque cuenta con un soporte en su pantalla para dedos mojados y guantes. El equipo está hecho para ser muy resistente, según la compañía Cat, puede caerse de una altura de 1,8 metros sin que sufra daño alguno. También, es capaz de resistir bajo el agua hasta 5 metros de profundidad.