En respuesta a la crisis climática, la Corporación Financiera Internacional (IFC), en alianza con la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), presentó la iniciativa Edge Advanced, una nueva categoría de la certificación Edge.

Esta es una apuesta a la construcción sostenible a través de acciones prácticas para que el sector reduzca el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono en un 20 %, según propone la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Edge Advanced es un incentivo para los proyectos de construcción que logren alcanzar al menos un 40 % de ahorro en energía, además de reducir mínimo un 20 % el gasto de agua y materiales.

“La sostenibilidad ambiental y el esfuerzo del sector productivo para lograr cada vez mayores estándares debe seguir avanzando. Por eso, con Edge Advanced, estamos destacando el esfuerzo adicional de las empresas en aplicar altos modelos de ahorro energético y que le apuestan a la construcción sostenible como fuente de generación de bienestar e impacto social”, comenta la presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez.

Actualmente, Colombia es el segundo país en Latinoamérica con más proyectos Edge Advanced después de México. La Cámara de Comercio de Santa Marta y Latam Parque logístico han recibido la certificación final y otras tres edificaciones esperan obtener el reconocimiento. Por otra parte, 75 edificaciones en el país cuentan con Edge y otras 75 están en proceso.

Camacol, respaldada por IFC, también impulsa la nueva certificación Zero Carbon que es otorgada a las edificaciones que logran ahorros de 100 % en energía, aplicando estrategias en reducción de emisiones de dióxido de carbono.