Colombia tiene en este momento 345 construcciones con estándares sostenibles, lo que demuestra que los constructores colombianos cada vez están más comprometidos con el cuidado al medio ambiente por medio del ahorro de agua, energía y otros recursos.

Así lo afirmó el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, que también destacó que 116 de estas construcciones ya cuentan con el certificado de energía y diseño ambiental estadounidense LEED, que es el más utilizado en el país. Los otros 229 proyectos están en proceso de recibir este reconocimiento. Sin embargo, este año, 23 obras obtuvieron el certificado LEED.

El gobierno nacional, por medio del Departamento Nacional de Planeación, está desarrollando un documento Conpes por el que se van a dictar las reglas claras para establecer el diseño y la construcción de edificaciones verdes, a través de un plan de acción que busca que sea implementado desde este año hasta el 2030.

Este documento responde a lo establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los Acuerdos de París del 2015 y la nueva agenda urbana. Además, que va acorde con el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 y otras nuevas reglamentaciones del Ministerio de Vivienda.

Por otro lado, el gobierno en conjunto con otras empresas como Bancolombia, están ejecutando incentivos como el crédito verde para que los constructores desarrollen proyectos verdes.

Finalmente, los constructores de Colombia ahora tienen la posibilidad de certificar sus proyectos de diferentes formas. El aval más utilizado es el que proviene de la certificación LEED, pero existen otras que son igual de válidas a esta que son: el WELL Building Standard (del International WELL Building Institute), que ha certificado dos proyectos, y el HQE (Asociación HQE de Francia), con una construcción avalada en el país.

Otras son el Living Building Challenge (con un proyecto) y el sistema de eficiencia en agua y energía, denominado EDGE, que impulsan la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial, y la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

No importa cuál escoja. Lo importante es que el sector constructor empiece cada vez más a realizar construcciones sostenibles que vayan acorde con las necesidades que tiene el mundo y los clientes en este momento, porque si no sucede de esta forma, es muy probable que su empresa no sobreviva en el mercado.

Información tomada de: El Tiempo