A finales de 2015, la empresa Prabyc Ingenieros recibió el premio como Mejor Constructora del país, otorgado por la Federación Internacional de Profesiones Inmobiliarias.

Prabyc Ingenieros, se fundó en 1991 por Carlos Alberto Barberi y Diego Prada, quienes tuvieron la idea de crear y desarrollar proyectos para la vida, aportando al progreso del país y al bienestar de las personas.

Ha estado en obras del sector público, como centros educativos distritales y hospitales, al igual que obras contratadas por empresa privada.

A nivel medioambiental, el compromiso también es interesante, pues utilizan materiales e insumos que respetan el medio ambiente y favorecen el desarrollo sostenible con proyectos de certificación LEED.

Según Camilo Barberi, gerente de la compañía, este premio lo consiguieron por “creer que el crecimiento de la compañía, el cual se da gracias a la labor del personal profesional y técnico operativo que ha logrado cimentar un prestigio de calidad, cumplimiento y compromiso, pensando en hacer empresa más que negocios”.

¿Cuáles son los productos destacados de Prabyc Ingenieros?

Esta fue la propuesta emitida por el Ministerio de Transporte, en el marco de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), y que consiste en un modelo que propone a los empresarios construir la totalidad de un proyecto en concesión, para que después de concluido, comiencen el cobro de peajes.

Es un mecanismo que plantea la CCI, no con el objetivo de desprestigiar la labor que hacen los concesionarios, sino para dar claridad a los colombianos, quienes se quejan de que la gestión a la hora de realizar una obra no es tan eficaz como los peajes que se montan. El dirigente de la CCI, Juan Martín Caicedo, argumenta que trabajar de la mano del sector privado es un privilegio, sin embargo hay aspectos por mejorar.

No obstante los afiliados a la Cámara por parte de los privados no comparten la misma visión. Consideran que la medida tendría lugar en los casos en que las obras no avanzan con la misma efectividad que los peajes. También agregan que los proyectos no son viables sino se estipulan los ingresos que van a generar por peajes, ya que estos mismos son los que financian la obra.

Pero según el Gobierno esta iniciativa alude a obras como la de Bogotá Girardot, que no se ha entregado y ya pasó el tiempo pautado. Igualmente los empresarios tienen varios argumentos en contra como, por ejemplo, que una comunidad que tiene una obra ya entregada difícilmente va a permitir instaurar un peaje.