Cualquier empresa que mueva su negocio hoy en día a través del comercio electrónico, se beneficia de poder tener pequeños centros de distribución.

Hoy en día, ningún negocio o empresa puede dejar de considerar el comercio electrónico como  un canal fundamental para ofrecer sus productos. Sin embargo, el comercio electrónico por sí  mismo  no soluciona todos los retos de la cadena que debe atender estos nuevos hábitos de compra de las personas.  

Este es uno de los eslabones en el cual se muestran los productos y se da la oportunidad a los  clientes de adquirirlos, pero, ¿dónde queda el almacenamiento, la entrega, el servicio al clientes y demás actividades que componen la cadena y hace posible realmente la entrega de la promesa de valor que estos empresarios y comerciantes quieren dar a sus clientes? 

En esta nueva realidad las mini bodegas, una industria que se ha venido desarrollando de 

manera acelerada durante los últimos años en el país, parece ser la respuesta a este último interrogante como un integrador de soluciones y, a su vez, como ese eslabón que puede soportar lo que los expertos llaman “la última milla logística” para llevar los productos a los  clientes.   

Las pymes y los comerciantes son los más beneficiados con este sistema, ya que les permite  tener pequeños centros de distribución en varias partes de la ciudad, a costos muy cómodos, pudiendo llegar a sus clientes de manera rápida y eficiente, cuidando su cadena de valor.

¿Cómo funciona el proceso con las mini bodegas? 

El proceso para arrendar una mini bodega en OIKOS Storage es 100% Digital, sin cláusulas de permanencia, sin codeudores, y el cliente toma la bodega por el tiempo que realmente la necesite.  

El cliente decide cuál de las sedes es la que mejor se adapta a su necesidad. Luego, con una  calculadora de espacio digital, se define el tamaño de mini bodega que mejor se adapte. Las mini bodegas se pueden arrendar desde $60.000 mensuales. 

“Contar con espacios de almacenamiento pequeños, seguros, y ubicados estratégicamente a lo  largo de la ciudad, es una ventaja muy grande para los pequeños comerciantes, importadores y  hasta para las grandes empresas. Estos soportan sus ventas a través de los canales electrónicos y  los despachos a través de su mismo personal, o los tercerizan”.

Felipe Roldan Uribe,  gerente general de OIKOS Storage.

Según Roldán, al tener los productos en las mini bodegas, las pymes y comerciantes acortan los  tiempos de entrega y controlan mejor sus inventarios, lo cual les permite ser flexibles. Las mini bodegas se han convertido en la nueva respuesta y solución para atender bien a los clientes con mayor eficiencia.  

“En OIKOS Storage hemos entendido bien esta nueva dinámica, y a través de nuestro equipo comercial, asesoramos a nuestros clientes para que tomen la mejor solución que redunde en mayores beneficios y, sobre todo, para la satisfacción de sus clientes”, señala Roldán. 

Novedades en el servicio 

Oikos Storage ha desarrollado alianzas con empresas de paqueteo con el ánimo de ofrecer un servicio integral y, así mismo, pone a disposición de los clientes una herramienta para que estos puedan manejar sus inventarios y controlar de mejor manera su cadena logística. Esta herramienta se encuentra 100% en la nube, y fue desarrollada de la mano con la compañía SEDI Solutions, que les permite a los clientes poder controlar sus inventarios. De esta forma, se brinda al cliente la posibilidad de controlar un eslabón más de la cadena de valor, accediendo a este servicio con todos los beneficios de la tecnología a su disposición. 

La compañía cuenta con 14 sedes a lo largo y ancho de la ciudad (ubicadas entre Plaza Central y la Terminal del Norte), lo cual les permite a las empresas aumentar su cobertura, satisfacer a  sus clientes de una mejor manera y crecer y desarrollar sus negocios.