Una empresa italiana dedicada a la construcción fabrica materiales como ladrillos de plástico y estructuras para el diseño arquitectónico de casas. Son amigables con el medio ambiente porque son hechos a base de productos de plástico reciclado.

Este material es transformado para diseñar varios tipos de ladrillos y vigas con los que soportar las paredes y el techo de la edificación. Los diseños están patentados por la empresa fabricante Pasanella.

Además de se productos innovadores, en la construcción de las edificaciones se utiliza cemento, agua y espuma de poliestireno para aumentar el aislamiento térmico y acústico, lo que disminuye los costos de la obra.

Para construir una casa de aproximadamente 80 metros cuadrados se necesitan cerca de 2.500 kg de plástico reciclado.

Dentro de los beneficios que se encuentran de construir con ladrillos de plástico, están:

-Menor volumen y peso

-Uso limitado de fundaciones y armaduras de hormigón y hierro

-Reducción de varios materiales de construcción

-Velocidad y simplicidad de la construcción

-No se necesita tanta maquinaria para manipular carga

-Facilidad de transporte por lo que reduce costos de operación

-Uso reducido de mano de obra especializada

-Reducciones del riesgo de lesiones en el lugar de trabajo

Las nuevas innovaciones se crean y diseñan con el fin de generarle al constructor mayor rentabilidad y ganancias. Por eso, aplicarlas es una muy buena opción para reducir costos, minimizar los tiempos y tener menos riesgos laborales.

Sin embargo, antes de aplicarlas en su obra es fundamental que se asesore muy bien con el proveedor e investigue sobre su funcionamiento, para estar completamente seguro de que funciona bien para su proyecto.

Información tomada de: construyored.com

Imagen tomada de: construyored.com