*Por: AUREN

Todos los análisis auguran un buen futuro para el sector de la construcción en Colombia. Para el año 2018 se proyecta un crecimiento de 1,3% del valor agregado del sector, cifra positiva que traza el camino de una recuperación que se dará paulatinamente.

Una franca recuperación se espera para el sector constructor en el segundo semestre del año, tras varios meses en que este mercado perdió su ritmo de crecimiento.

El Producto Interno Bruto (PIB) de la construcción registró una variación negativa en el primer semestre del año 2018 en (-8,2% según cálculos preliminares). Los factores que permitirían su recuperación serian una inflación estable y baja que permitirá bajas tasas de interés, además de una mejor recuperación de la economía en general.

Además el sector de la construcción espera lograr un incremento en la venta de las viviendas del 9,5%, explicado especialmente en el segmento de interés social y medio, ambos motivados por la continuación de las políticas de estímulo como los subsidios a la tasa de interés cuyos pagos estarán garantizados por lo menos hasta el 2019.

 

¿Qué afecta al sector de la construcción?

Camacol destacó como riesgo del sector la fragmentación de las regulaciones que tiene el sector y que ya se ve, por ejemplo, en la suspensión de proyectos por el cambio de los Planes de Ordenamiento Territorial según cambia el mandatario regional.

Igualmente el sector se ve afectado por las “ineficiencias, vulnerabilidad a corrupción y retrasos de los prestadores de servicios públicos”.

Otro de los riesgos del sector es la incertidumbre en normatividad, tributación y legislación, así como sobre la continuidad de políticas que incentiven al sector de la construcción, igualmente los retrasos en la entrega de permisos y trámites para la construcción, como consecuencia de la ineficiencia y la corrupción. Impactan en el desarrollo del sector.

El riesgo de mayor impacto evaluado que destacó Camacol, es la baja calidad en la planificación urbana de largo plazo por aspectos como la falta de información y estabilidad en los Planes de Ordenamiento Territorial, la corrupción y la prestación de servicios públicos.

 

También le puede interesar: Panorama del sector en el informe de la Superintendencia de Sociedades

 

 

Construcción residencial

En cuanto a construcción residencial, la volatilidad presentada en construcción de la Vivienda de Interés Social (VIS) no alcanza a compensar la caída en la construcción de vivienda no VIS, que muestra una caída desde al año 2017, con crecimientos inferiores a cero durante la mayor parte de 2016, pero hay que resaltar el crecimiento positivo de vivienda de interés social.

 

Construcción no residencial

En cuanto a construcción de carácter no residencial, el mercado de edificios corporativos y oficinas tendrá este año un buen desempeño, debido a que la demanda de este tipo de construcciones se mantendrá activa, como destacan expertos en el tema.

 

Corporativo y de oficinas

El desarrollo de proyectos de oficinas se recuperará este año en línea con la perspectiva de crecimiento económico del país. Dicha evolución se daría, en particular, en materia de inversión: se espera ganar más de dos puntos porcentuales adicionales sobre el crecimiento anual.

Aunque el nivel de vacancia de espacios para oficinas en algunas regiones del país aún es elevado, lo cual puede hacer que en esos mercados el ritmo de recuperación sea lento.

 

Construcción de obras civiles

En el mercado de obras civiles el estado como principal gestor de estas obras se dio a conocer los avances especialmente en Antioquia: “El Túnel de Oriente, se encuentra en un 73% y el túnel del Toyo, que conectará Medellín con el Urabá antioqueño, inicio su construcción tendrá una inversión de 1.3 billones de pesos.”

El Banco de la República, aseguró que para el 2018 se prevé un mayor optimismo como resultado de la economía global y la recuperación del consumo en los países desarrollados. Igualmente, indicó que la recuperación del sector de vivienda es clave para jalonar la economía nacional para el año 2018 y que se espera una recuperación de ésta con tasas de interés de 2,5% y 3%.

 

También le puede interesar: ¿Cómo le fue a Bogotá en el pasado top 700?

 

En todo sector económico siempre se pueden encontrar organizaciones que se comportan igual, mejor o en menor medida que la economía. El de la construcción no es la excepción, al igual que hay actores pequeños, y grandes. Y un análisis de las cifras de las principales empresas de este sector debe mostrar este comportamiento. .

Analistas consideran que en Colombia este año será un año de transición en el que tanto inversionistas como usuarios del mercado inmobiliario se re acomodarán a las nuevas condiciones contractuales.

Este entorno estará marcado por el aumento de la oferta y la incertidumbre que generaba el año electoral en la toma de decisiones de los grandes inversionistas y usuarios.

Espera la Edición 54 de Revista En Obra y conozca el Top 700 de la Construcción

TOP 700 EO 221x300