La construcción sostenible es la opción a la que más le están apostando en los últimos años. Es por esto que el sector también está llevando a cabo ideas innovadoras que pretenden revolucionar el mercado. Este es el caso de Conceptos Plásticos, una empresa que propone la construcción de una casa con ladrillos de plástico que encajan unos con otros como si fueran piezas de Lego.

El objetivo de Óscar Andrés Méndez, fundador de esta compañía, es generar alto impacto, reducir la pobreza extrema, mitigar la formación de asentamientos informales y promover condiciones de sostenibilidad.

El proyecto que inició con una inversión de US$30.000, y que obtuvo apoyo de inversionistas hasta llegar a US$300.000, se basa en reciclar plásticos residuales multicapa, residuos electrónicos y caucho para transformarlos en materiales para la construcción.

“Desde un proceso industrial de extrusión, podemos utilizar este tipo de plástico y estas condiciones y transformar estos residuos en elementos de construcción de calidad. Nuestro sistema se compone de vigas, bloques, columnas y umbrales que juntos forman la vivienda”, indicó Méndez en una entrevista con Digital Trends.

Una casa para una sola familia puede ser edificada por cuatro personas, sin experiencia en construcción, en tan solo cinco días. Los clientes de Conceptos Plásticos son el gobierno, organizaciones no gubernamentales, fundaciones y empresas privadas que invierten en soluciones de vivienda para comunidades en donde se realizan los proyectos.

El impacto a nivel ecológico de esta iniciativa es reducir las emisiones de CO2 mediante el uso de materiales reciclados, además de disminuir el consumo de agua y energía previniendo que los plásticos lleguen a los vertederos.

Igualmente, el sistema de construcción hace que sea 30% más económico que los sistemas tradicionales en zonas rurales.