Esta nueva generación de ciudadanos responsables, tecnológicos y comprometidos con la transformación de la vida social, no están buscando una vivienda pequeña ubicada en la ciudad, la tendencia es vivir en un lugar con amplias zonas campestres, con modernidad y tecnología en las construcciones.

¿Qué es lo que buscan?

Buena ubicación: tienden a percibir el espacio en términos distintos. Los millennials buscan propiedades que tengan un completo contacto con la naturaleza, pero de fácil acceso.

No a las reparaciones: esperan que los materiales y elementos que se usen en las viviendas sean de calidad y larga duración y, por lo general, que exigen que sean sustentables.

Cocina y baños con acabados modernos: es muy importante que el baño y la cocina cuenten con mobiliario y accesorios contemporáneos.

Espacios interiores abiertos: la cocina y la zona de estar deben estar conectadas, deben ser una expansión de la zona social.

Tránsito libre entre habitaciones: el objetivo es tener pisos planos donde el paso sea fluido y libre de barreras. Una vez más, la razón tiene que ver con la manera en que los futuros dueños de las casas se divierten y se desenvuelven. Lo que buscan son sitios donde la gente pueda fluir cuando realicen reuniones, lo peor sería dividirlos por secciones.

Home office: otro factor decisivo es tener un espacio destinado a una oficina. Los millennials están cambiando la tendencia de trabajo y el ideal es trabajar en casa.

Tecnología, un factor decisivo: es el reto para satisfacer a esta nueva generación de compradores. Esto incluye la implementación de domótica.