Obraconconcreto1

Foto/Cortesía Constructora Conconcreto

La Constructora Conconcreto realizó una Oferta Pública de Acciones (OPA) a finales del 2010, según la compañía tomaron la decisión de salir a la Bolsa de Valores de Colombia obedeció en cierta medida a que el mercado ha mostrado una importante dinámica en los últimos años, con un interés creciente de personas naturales, fondos e inversionistas extranjeros.

Esta operación de capitalización y fortalecimiento patrimonial le ha permitido a la compañía contar con más recursos para participar con eficiencia y solvencia en los grandes proyectos que se acometen en el país y le permite también mantener su posición de jugador estratégico en los proyectos claves para el desarrollo nacional y regional, señala la constructora.

Para Conconcreto también es importante que una compañía del sector constructor esté en el mercado de capitales porque es otra forma para decirles a los inversionistas que existe un gran potencial en este tipo de empresas dadas las necesidades y posibilidades que hay en el país y la región en materia de infraestructura y construcción para la competitividad.

Por otra parte la constructora señala como puntos claves que deben tener en cuenta otras compañías del sector interesadas en entrar a la Bolsa: conocer las perspectivas de la economía y la capacidad de la empresa de participar en el crecimiento económico, ser un gran jugador del sector, y tener posición de liderazgo que transmita confianza y seguridad para el inversionista, por lo que la buena reputación corporativa es clave en el proceso.

Además indica que al participar en el mercado público de valores, las decisiones de la dirección deben verse reflejadas en el fortalecimiento de la acción y la atracción de nuevos recursos por medio de más inversionistas, especialmente los institucionales que den solidez a la acción.

Finalmente Conconcreto señala que aunque se corren riesgos inherentes a la actividad de la construcción y del mercado, pues se está sometido a la libre demanda y a la libre oferta de los títulos accionarios, cualquier actuación debe hacerse con transparencia y regida por normas de buen gobierno que garanticen el comportamiento ético a la hora de invertir los recursos obtenidos en la emisión de acciones.