construccionalamedida

Foto: Cortesía Patricia Amaya Comunicaciones

 

Cada vez más las empresas del sector le apuntan con fuerza a esta alternativa de inversión, debido a que cada vez más las compañías, bien sea de comercio, energía o logística, entre otras actividades, están optando por poseer menos activos fijos y dedicar más parte de su caja a capital de trabajo y a su core business en general.

 

Las cadenas de comercio han optado por comercializar sus locales, empresas de logística, bodegas, como opción similar a la de las petroleras, las cuales no invierten en sus bases, pues hay una tendencia a tercerizar dichos activos fijos, explica Ricardo Wills, gerente general de Cumbria Holdings.

 

Muchos clientes nos pedían que no solamente les prestáramos servicios de logística, sino que también les construyéramos un nuevo centro de distribución, una base petrolera o una bodega en alguna ciudad, por lo que decidimos explorar esa posibilidad, señala el directivo para explicar su incursión en el negocio.

 

Es así como la compañía comenzó a desarrollar con fines de arrendamiento proyectos Taylor made o hechos a la medida para sus clientes, con tan buenos resultados que hoy, a solo seis meses de haber creado esta línea de negocio, tiene proyectos valorados en cerca de US$8 millones.

 

A su juicio, mientras las empresas pequeñas prefieren ser los dueñas del activo y no pagar arriendo, las grandes y las multinacionales ven en el arrendamiento una gran posibilidad para crecer sin tanto esfuerzo, entre otras cosas porque para muchas de ellas, entre los indicadores financieros figura el retorno sobre activos, es decir que si se venden los activos, los ingresos serán los mismos y el indicador mejora de manera dramática.

 

ricardowills

Foto: Cortesía Patricia Amaya Comunicaciones

 

Durante estos 6 meses, en Cumbria hemos cerrado dos proyectos, uno de ellos corresponde a un edificio de mini bodegas dentro de Bogotá, y el segundo es una base petrolera en los Llanos Orientales; ambos están en etapa de construcción y ellos nos ha impulsado a evaluar otras opciones, señala.

 

Wills señala que cuando una empresa toma la decisión de no invertir, por ejemplo, USD 5 millones en un inmueble sino en producción, mercadeo o tecnología, no entierra el recurso; además, para el caso de los clientes de Cumbria, tienen la seguridad de contar con un grupo capaz de empaquetar soluciones integrales.

 

Es decir que además de construir el inmueble, podemos administrarlo, mantenerlo, pero también ofrecer soluciones logísticas de administración de inventarios, de distribución de mercancías, de transporte nacional, puertos, carga internacional, etc., lo que constituye todo un portafolio adaptable a cualquier necesidad.

 

Por último, el directivo señala que esta modalidad de construir para arrendar, puede aplicar incluso para el caso de oficinas. Tenemos capacidad para hacerlo en todos los segmentos, la estructuración ya la aprendimos a hacer y pegar los ladrillos es igual en todo. Lo que queremos es ofrecer soluciones corporativas y en ese sentido nos movemos con oficinas, locales, bodegas que son nuestro foco, subraya.