Existen diversas opciones a contemplar para el correcto desarrollo de una construcción, entre ellas están: los seguros, la vigilancia privada y las fiduciarias. Sabemos que el constructor sabe de qué estamos hablando, pero ¿realmente conoce los beneficios que pueden tener y los inconvenientes que les puede evitar?

SEGUROS

Las pólizas de seguro de construcción cubren los principales riesgos, pérdidas o daños que pueden presentarse durante o como consecuencia de la obra. Uno de sus pilares fundamentales es defender la inversión de la construcción, dado que el seguro brinda una amplia protección de daños en la obra, en el equipo y en la maquinaria.

¿Cuál es el ideal?

Existen muchos tipos de seguros y empresas aseguradoras, pero los importante a la hora de elegir es que contemplen como mínimo:

– Perjuicios causados por fallas en el ejercicio del cargo de directores y administradores.
– Responsabilidad Civil Extracontractual (RCE): seguro que ampara a la empresa de reclamaciones de terceros.
– Pólizas de Responsabilidad Civil (RC) de tipo sombrilla para proyectos de construcción: cubren daños de maquinaria y equipo de los constructores, y pólizas de Responsabilidad Civil correlativa a cumplimiento.
– Disposiciones legales y caución judicial: protegen al asegurado por pérdidas derivadas de demandas de terceros en procesos civiles y administrativos.

Existen diversas entidades en Colombia que ofrecen seguros de construcción, se recomienda revisar el presupuesto, comparar precios y coberturas y elegir el que más se adecue a sus necesidades.

FIDUCIAS, ¿CUÁL ES LA MODALIDAD ADECUADA?

– Modelo de preventas: la fiduciaria se encarga del recaudo de los recursos hasta que se cumplan las condiciones de punto de equilibrio del proyecto.
– Modelo de administración y pagos: la fiduciaria administra los bienes y recursos para la ejecución del proyecto y efectúa los pagos asociados a su desarrollo de acuerdo a lo establecido en el contrato. En algunos casos, se pacta también bajo este modelo, que sea la sociedad fiduciaria la que se encargue de la escrituración de las unidades resultantes del proyecto inmobiliario.
– Modelo de tesorería: se encomienda como función principal a la sociedad fiduciaria la administración de los recursos en efectivo que serán destinados a la ejecución del proyecto inmobiliario.

VIGILANCIA PRIVADA

La seguridad privada es un servicio que no hay que pasar por alto. La presencia de esta en una obra, brinda mayor tranquilidad y eficacia de los procesos, dado que se está contando con supervisión 24 horas de los bienes de la construcción.

Según David Hernández, director nacional de operaciones de la empresa de vigilancia Seracis “es fundamental que a la hora de contratar vigilancia privada para una construcción, se tengan en cuenta las distintas fases, su parte estructural, los acabados y la puerta en marcha del proyecto”.

Esto determina por cual tipo de servicio optar:

– Vigilantes con o sin arma: varían entre jefes de puesto, supervisores y coordinadores de seguridad.
– Escoltas de personas, productos y vehículos.
– Apoyos de seguridad apoyados con mediostecnológicos: se basa en los controles de acceso electrónicos, el monitoreo de alarmas, los rastreos satelitales a personas y vehículos, las barreras perimetrales, radios, entre otros.

No olvide llevar un control de pérdidas, registrar las órdenes de las entradas y salidas de la maquinaria, registro del combustible, entre otros aspectos importantes para ejecutar el proyecto.