La facilidad de crear objetos físicos a partir de un diseño digital ha hecho que la impresión 3D sea cada vez más imprescindible.

La impresión 3D es una de las tecnologías que más se está popularizando durante los últimos años, debido a sus múltiples posibilidades de uso, ya que es flexible y adaptable a diferentes industrias, como la construcción.

De hecho, son usualmente los profesionales de ingenierías y diseño que hacen uso de esta tecnología con el fin de responder a aquellas demandas del mercado a corto y largo plazo.

Tipos de impresión

Ciertamente, la impresión 3D ha tenido un amplio crecimiento, debido a la implementación de la ISO/ASTM 52900 por la que se establece siete categorías de procesos de fabricación aditiva, con el objetivo de estandarizar y clasificar los diferentes tipos de impresión 3D.

Entre los más conocidos se encuentra el modelado por deposición fundida, conocido por sus siglas en inglés FDM o FFF, conforme explica Jordi Blasi, director del Máster en Diseño de Producto y el Máster en Modelado Digital de Producto de ESEDSIGN, Escuela Superior de Diseño de Barcelona.

“Se trata del sistema de impresión por extrusión de filamento más común […] Esta tecnología se basa en el uso de filamento, generalmente comercializado en bobinas, que se introduce en una boquilla que calienta el hilo por encima de la temperatura de fusión. Esta boquilla puede desplazarse en tres ejes a través de los cuales irá depositando el material, que a temperatura ambiente se solidifica generando capas por adición”, dice.

Lea también: Vivienda no VIS colombiana gana terreno en mercado internacional.

También se puede encontrar en el mercado la impresión por inyección, la cual funciona de manera similar a una impresora de inyección de tinta estándar. La diferencia reside en que, en lugar de imprimir una sola capa de tinta, aquí se superponen varias capas para crear una pieza sólida.

Otra de estas técnicas de impresión, es la laminación de hojas. Esta tecnología, que no necesita de altas temperaturas de fusión o cámaras de vacío, se fundamenta en la colocación de láminas de papel, metal o plástico que posteriormente son recortadas mediante un láser o fresadora.

De hecho, según explica ESEDSIGN, existen dos sistemas que incorporan esta tecnología: la fabricación de objetos laminados (LOM) y la UltrasonicConsolidation (UC) dos tecnologías que, aún siendo menos conocidas, han posibilitado mejoras en sus nichos de mercado.

Materiales

Respecto a los materiales que se usan para las impresiones, también encontramos con una gran variedad que se ajustan a todas las necesidades de los diseños e impresoras.

Entre estos existen algunos plásticos tradicionales, como el ABS, y otros nuevos, como el PLA, un termoplástico que se obtiene a partir del almidón de maíz o la caña de azúcar, que fue desarrollado precisamente gracias al impulso de la impresión 3D.

El ABS, por ejemplo, “es un material ideal para imprimir piezas resistentes y duraderas que pueden soportar altas temperaturas. Está formado por acrilonitrilo, que le aporta dureza, resistencia a altas temperaturas, resistencia a productos químicos y rigidez; butadieno, que le aporta tenacidad en cualquier intervalo de temperatura, evitando que el ABS se vuelva quebradizo en ambientes fríos y el estireno, que le proporciona rigidez y resistencia mecánica”, afirma Blasi.

En cuanto al PLA es un material biodegradable que se obtiene a partir de almidón de maíz, la yuca o la caña de azúcar. Es usado de referencia para la mayoría de los usuarios de impresión 3D por extrusión, debido a su facilidad de uso y precisión dimensional que consigue gracias a tener un punto de extrusión bajo y no necesitar una base calefactada.

Por otra parte, el Alcohol de Polivinilo (PVA) es comúnmente conocido por su capacidad para disolverse en agua. Cuando se expone al agua, el PVA se disuelve, lo que lo convierte en un material de estructura de soporte muy útil para la impresión 3D. Al imprimir formas extremadamente complejas o con cavidades parcialmente cerradas, los soportes de PVA se pueden usar y quitar fácilmente disolviéndose en agua.

Le puede interesar: Schindler presenta nueva generación de ascensores modulares sin contacto.