Cuando se construye un proyecto de vivienda, se debe ir más allá y pensar en la calidad de vida de los futuros residentes. La selección de los materiales es fundamental para que tanto constructoras como clientes se vean beneficiados, por ejemplo, en tiempo, costos, comodidad, salud y bienestar, entre otros.

Las cubiertas con beneficios térmicos y acústicos como las de Ajover, les otorgan un plus muy valioso a los proyectos de vivienda urbana y rural porque, gracias a su tecnología multicapa, además de ser muy livianas (pesan 3 veces menos que otras) y fáciles de instalar (hasta 400 mt² en un día con la estructura terminada), disminuyen el ruido exterior como el de la lluvia y el granizo, y estabilizan la temperatura interior, logrando espacios mucho más confortables.

Así mismo, proporcionan mayor luminosidad al interior (por su capa de pintura blanca que no requiere el uso de cielo raso adicional), y no absorben la humedad, evitando la formación de hongos. Son 100% seguras para la salud de las personas, porque no son fabricadas con asbesto.

Por todo lo anterior, las cubiertas Ajover son una excelente alternativa para construcciones residenciales, garantizando a las empresas constructoras su durabilidad y funcionamiento, además les permite comercializar proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas.

*Información comercial.