El proyecto de un centro educativo en Irán con bases sostenibles, está planeado con un diseño innovador de cubiertas recolectoras de agua lluvia, que contribuyen al almacenamiento de este líquido para su consumo y funciones térmicas.

Diseño de cubierta recolectora de aguas lluvias

El equipo de BMDesing Studios,  ha rediseñado un sistema de techo en dos capas con una de ellas de diseño cóncavo que podría ayuda a recoger hasta 28 metros cúbicos de agua de lluvia.

Irán es un país con un clima hyper-árido, teniendo como consecuencias agotar el agua en poco tiempo. La idea de una cubierta cóncava permite por medio de su propia inclinación, que las cantidades más pequeñas de flujo de lluvia se fundan entre sí convirtiéndose en gotas más grandes, consiguiendo su recogida antes de que se evaporen.


"La cáscara externa provee sombra adicional para el techo abovedado mientras deja que el aire se mueva libremente y enfríe ambas capas. La cáscara interna es ligeramente abovedada, ya que sólo una sección de un techo abovedado recibe directamente la radiación solar en todo momento"
- Babak Mostofi Sadri, fundador de BMDesing Studios.

añadió Babak Mostofi Sadri, fundador de BMDesing Studios.

Además, el proyecto contará con depósitos entre paredes que contribuirán a enfriar el edificio y a su vez reducir la necesidad de aire acondicionado.

El equipo cree que esta técnica podría aplicarse a otras zonas con climas parecidos y como medio de lucha contra el calentamiento global a través del abastecimiento de agua de manera sostenible.