terrazaproksol

Foto: Cortesía Proksol

 

Las compañías de arquitectura vienen incorporando a sus objetivos componentes sostenibles en sus proyectos habitacionales, de oficinas y hoteles, con trabajos integrales que van desde la consecución de un lote, los inversionistas, el diseño, las ventas, la construcción y el cierre.

 

Es así como Proksol compañía de arquitectura que con sólo siete años en el mercado se ha caracterizado por implementar en sus objetivos componentes sostenibles, Ricardo Uribe Gerente de la firma, manifiesta que como compañía de gerencia de proyectos, se busca participar en todo el ciclo desde la consecución de un lote, los inversionistas, el diseño, las ventas, la construcción y el cierre.

 

En palabras de Uribe, el desarrollo sostenible es su diferencial y son pioneros en construcción de este estilo en el país, gracias a la experiencia propia y la de sus asociados con compañías americanas de donde adoptaron este tipo de ingeniería para ofrecer a los empresarios y las familias, construcciones que aprovechan los recursos naturales con beneficios de ahorro en consumo eléctrico principalmente y agua por el reciclaje de la lluvia para su posterior uso en zonas comunes.

 

Como experto en este tipo de desarrollos el ingeniero Ricardo Uribe considera que el mercado de oficinas paga un poco más caro por un proyecto sostenible que por uno convencional. Comparativamente un proyecto sostenible corporativo puede resultar entre un 8 a un 10% más costoso, pero en términos de operación los costos son más baratos. Por ejemplo el ahorro por consumo de energía puede alcanzar entre un 50 a un 80%. En agua el ahorro está dado en un 20% que se refleja además en el valor de los servicios públicos. Este tipo de proyecto se paga entre 10 a 15 años.

 

ricardouribeproksol

Foto: Juliana Lopera

 

En Bogotá en las torres Logic I conocida como la Torre ProKsol y Logic II se conjuga la sostenibilidad con espacios verdes, la bioclimática y zonas de evacuación en caso de emergencia con escaleras diseñadas para que el humo en caso de incendio no se concentre y evite ahogamiento adicionalmente puntos para personas discapacitadas para que su evacuación sea sencilla sin generar tropiezos con los demás.

 

En vivienda el comprador tiene en cuenta el precio. La sostenibilidad no es una decisión de compra de primer orden y porcentualmente el costo comparado con una vivienda convencional es de un 4 a un 5% más costosa. En Bogotá las viviendas no cuentan con aire acondicionado, por lo que el ahorro está dado por la recirculación de agua que se utiliza en las duchas para que sea aprovechable en los sanitarios teniendo en cuenta que éstos además son de bajo consumo de agua. Este es un punto que no es fácil de entender por las familias afirma Ricardo Uribe de ProKsol, para quien además el ahorro de energía en las áreas comunes por detección de personas para el encendido de luz, ayuda a disminuir los costos de operación de un edificio y contribuye para que la cuota de administración sea menor.

 

Con estas características ProKsol desarrolla en Bogotá tres proyectos habitacionales denominados Tekto, dos en Chapinero, para estrato 4, uno de ellos tiene proyecciones de sostenibilidad desde la instalación de paneles solares, terrazas verdes, sistemas de detección de personas para encendido de luz.

 

Las características de acuerdo a la zona donde ProKsol desarrolla un proyecto con componentes sostenibles son muy definidas. En Bogotá un edificio no genera el uso del aire acondicionado por sus condiciones bioclimáticas. En ciudades como Santa Marta ProKsol desarrolla la primera torre de oficinas de la ciudad denominada 4-24. La sostenibilidad del edificio se refleja en el tratamiento del aire acondicionado con otros sistemas para disminuir el consumo de energía y agua. El sistema para el aire acondicionado funciona con fuente hídrica como componente principal para hacer que la temperatura baje, toman de nuevo el agua y la recirculan.

 

Además, para no tener concentración de calor los vidrios tienen un nivel de protección UV más alto. En cualquier lugar, los elementos de la naturaleza inciden para que un edificio sea bioclimático, el manejo del aire o el viento con un componente de ingeniería como la doble fachada y el manejo de la puesta del sol a través de aleros o cortasoles para evitar que el rayo del sol llegue de manera directa y ayuda a tener climatizado un espacio.

 

Los propósitos de ProKsol es continuar con el desarrollo de los mejores proyectos en cada ciudad donde está presente, continuar su expansión en ciudades como Ibagué y Neiva, mantener entre 5 a 6 proyectos en ejecución, proyectar sus ventas cercanas a los 180 mil millones de pesos durante dos años y medio, y seguir con la construcción de hoteles Best Western de la mano de Stanzia.