En 2018, Colombia fue premiada en los Autodesk Excellence Awards con el proyecto Unidos por el agua + Mejoramiento Integral de Barrios (MIB) en la comuna ocho, que fue posible gracias a la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín (EDU).

Esta empresa de carácter público privada ha trabajado desde hace más de cinco años en la transformación social a través de la formulación, diseño, ejecución, asesoría y consultoría de proyectos urbanísticos que aportan al desarrollo del territorio y al mejoramiento de la calidad de vida, trabajando en articulación con la población civil.

La organización tiene el objetivo de generar un impacto social a través de las propuestas de diseño, que son producto de los talleres de imaginarios. De esta forma, arquitectos y un equipo social van a las poblaciones vulnerables, documentan sus necesidades y después crean los proyectos, haciendo de la comunidad el cliente principal.

Así, el equipo técnico se encarga de convertir las ideas en realidad a través de buenas técnicas de arquitectura para desarrollar espacios públicos de calidad que generan transformación social.

El objetivo de EDU es unir el sector privado con el público, para que el privado invierta en ese territorio y permita desarrollar económicamente esos polígonos municipales. “Hoy tenemos grandes experiencias como como la Ciudadela Universitaria de Occidente, el Edificio Sol de Oriente, el intercambio vial carrera 80 con calle 50 Colombia y la Avenida 34 para el Fondo de Valorización del Municipio de Medellín (FONVALMED), que hemos desarrollado en alianzas con contratistas como Consorcio CCU 2018-SP inmobiliaria-AIA Arquitectos, Consorcio Pinares 1 y Gisaico respectivamente; así mismo, tenemos planeado seguir construyendo proyectos alrededor de la ciudad que permitan generar un impacto económico en los territorios más vulnerables”,  afirmó el encargado de la planeación estratégica de la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín. 

EDU actúa como el actor orquesta, articulando todas las entidades ambientales, de servicios públicos, alcantarillado, seguridad, entre otras. Al tener un trabajo tan cercano con la población civil, EDU buscaba una herramienta que les permitiera visibilizar de manera sencilla y eficaz el propósito de la obra ya que, en promedio, entre el 30% y 50% de la mano de obra deben ser personas pertenecientes a la comunidad beneficiada. 

Esto se debe a que tanto para los contratistas, como para EDU, es una obligación que la población esté vinculada en el proyecto, laborando de la mano con los demás equipos. En promedio, a través de este involucramiento la Empresa de Desarrollo Urbano ha logrado disminuir un 1% el índice de desempleo de la ciudad de Medellín, logrando así un impacto económico significativo para la ciudad. 

Por lo anterior, era necesario contar con una herramienta clara, que no sólo permitiera la optimización de los procesos de diseño previos a la ejecución de la obra, sino que también sirviera como ilustración de la meta final de los proyectos. 

“En EDU constantemente estamos presentando metodologías, pensando y flexibilizando cómo podemos utilizarlas para materializar los proyectos. Al ser una entidad público privada, esto nos permite movernos más y darle celeridad a muchas obras, en el camino pudimos descubrir dos metodologías BIM y CIM que cumplían con los estándares que estábamos buscando para mejorar el proceso de nuestros proyectos”, indicó Fabián Andrés Henao, encargado de la planeación estratégica de la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín. 

A la fecha, la organización ha construido más de 170 proyectos utilizando las herramientas BIM 360 Design y BIM 360 Docs, permitiendo un trabajo colaborativo más eficiente del modelo y realizando una gestión documental. Así tanto los contratistas, como el equipo de EDU pueden estar siempre con un único modelo virtual actualizado, gracias a que, con la implementación de estos softwares, cualquier actor puede trabajar con un modelo de trabajo coordinado y eficiente, que se relaciona con la optimización a la hora de la toma de decisiones constructivas.

De igual forma, EDU salió de su zona de confort con la implementación de las metodología CIM, apostándole a la tendencia de smart city o ciudad inteligente. Ya que por medio de esta herramienta se puede realizar una maqueta virtual que sirve como gemelo digital de la ciudad de Medellín, en donde hay un servidor de data asociada a catastro. 

Actualmente, la compañía ha mejorado en un 40% su coordinación en todos sus proyectos con la comunidad y los actores involucrados. Además, gracias a la implementación de estas metodologías se logró una reducción de costos y plazos, haciendo que la organización fuera más eficiente en el ahorro  de recursos.

Por otro lado, la organización logró derribar el mito de que no vale la pena aplicar BIM en la vivienda de interés social. Esto lo hizo a través de los procesos de modelación con el software, permitiendo tener mayor precisión en el rubro presupuestal destinado a la ejecución de vivienda, llegando a ahorrar aproximadamente 137 millones de pesos antes de iniciar la construcción de estos proyectos.