El 2016 presentó muchos altibajos económicos que impactaron a la mayoría de los sectores. El mercado del cemento, por ejemplo, sufrió una decaída en los despachos y la producción del insumo.

Por esta razón, el reto para este 2017 es proveer sin contratiempos el material para la construcción de viviendas e infraestructura, ya que según lo asegura el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, este año entra en marcha los programas de alto impacto en materia de crecimiento económico, como el desarrollo de proyectos de vivienda, la construcción de las 4G y las aulas escolares, que reactivarán el consumo del material en el país.

cemento clave para el sector

Según datos de Cemex Colombia, la industria cementera es un jalonador importante del sector constructor y representa alrededor del 3% del PIB nacional. En el 2005 la capacidad de producción de este componente era de 14 millones de toneladas métricas.

Actualmente, se producen 19 millones de toneladas, pero se espera que con estas ampliaciones se llegue a 22 millones de toneladas métricas para el 2020.

Cementos Argos durante el 2016 cayó 14,5% en su utilidad neta a causa de los gastos no recurrentes y por la disminución en los despachos de sus productos. Sin embargo, el panorama para las cementeras este año es bueno, ya que se avecinan muchos proyectos que harán uso del material, lo que promoverá el desarrollo del sector y su crecimiento.