edificador

Foto: Julina Lopera

Según las cifras registradas, en el segundo trimestre del año el PIB de edificaciones creció 16,2%, con lo que alcanzó un crecimiento de 9,7% en el primer semestre de 2012. Esta cifra se ha mantenido en terreno positivo de forma ininterrumpida por siete trimestres, a una tasa anual promedio del 7%; es decir, dos puntos porcentuales por encima del promedio de la economía.

Para la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, a pesar de las cifras que presenta el Dane, que reflejan desaceleración en los indicadores líderes de la construcción y de las alertas que se han generado sobre el tema, la realidad es que este sector en Colombia continúa siendo uno de los más sólidos y, por ende, uno de los principales motores que mueven la economía del país.

El sector edificador ha estado este año en el radar de analistas, empresarios, economistas y del público en general, no solo por los anuncios del Gobierno nacional de impulsar la construcción de las 100.000 viviendas con subsidio pleno, sino por el impacto que tiene el sector en la generación de empleo, con 1.157.000 empleos directos en todo el país, es decir el 5,6% del total de la ocupación.

La presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, reconoce que aunque se han presentado estos buenos resultados, 2012 ha sido un año particular en la dinámica que han mostrado los indicadores líderes en el mercado de vivienda. Al cierre del año se estima una reducción de 10% promedio en los indicadores líderes de lanzamientos, ventas e iniciaciones, con mayor desaceleración en el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS), donde la contracción podría llegar a representar un volumen de actividad 13% menor al de 2011.

En el segmento de vivienda de interés social se lanzaron 42.064 unidades habitacionales (-16%), por su parte en el segmento No VIS entraron al mercado 70.423 viviendas (-11%). En el segmento VIS se vendieron 46.368 (-13%) unidades y en el segmento No VIS 71.788 (-7%).