La obra de oficinas de Prabyc Ingenieros obtuvo 89 puntos en calificación Leed, el puntaje más alto que se le ha dado a un edificio en Sur América, dentro de este sistema de certificación.

Elemento es un complejo de edificios corporativos, que le apuesta a la calidad de vida de los trabajadores; son cuatro torres de oficinas con 18 pisos cada una, Aire, Fuego, Tierra y Agua son sus nombres, que hacen honor al proyecto verde.

Camilo Barberi, gerente comercial de Prabyc Ingenieros manifiesta que desde la concepción de la obra le estaban apuntando a obtener 87 puntos en calificación Leed, superando el resultado de 89 puntos sus expectativas, ya que según Barberi en Colombia pasar de 90 puntos es casi imposible por su situación geográfica.

Además de su alto valor ambiental, Elemento tiene otras especificaciones que lo convierten en una construcción icónica, como el helipuerto, las zonas comunes como plazoleta de comidas, cancha de fútbol, cajeros automáticos o guardería, buscando darle a la gente una gran cantidad de usos dentro de su lugar de trabajo, con el fin de que tenga que desplazarse lo menos posible.

¿Ante la alta oferta de oficinas en Bogotá, era muy riesgoso desarrollar una obra como Elemento?

Con toda la oferta que hay en Bogotá, saliendo a colocar las oficinas teóricamente en el momento más difícil, hoy el edificio está lleno en un 80%, entonces hay que hacer productos diferenciales, definitivamente pensando en el medio ambiente; los edificios corporativos, con certificaciones ambientales tienden a ser líderes del mercado.

¿Cómo marcar la diferencia en el segmento corporativo?

Hay que ser innovadores desde el aspecto tecnológico, de responsabilidad social empresarial, responsabilidad climática, hasta ofrecer servicios que sean realmente útiles para las personas.

La administración en Bogotá de un edificio como Elemento cuesta entre $12 mil y $13 mil m2, en Elemento vale $6.500 el mt2; la bioclimática hace que los gastos de productividad del edificio sean más bajos, menos consumo de aire acondicionado, de energía, de agua y además la edificación es dueña de las zonas comunes, y la renta que estos lugares perciben son para la copropiedad, lo cual hace que la administración sea más baja.

¿La construcción de Elemento se realizó en 36 meses, qué le aconseja a las PYMES para mejorar su eficiencia?

Es clave el uso de tecnología, por ejemplo trajimos una formaleta alemana para hacer todas las placas, lo cual nos generó eficiencia y cero desperdicio.

Una constructora mediana o pequeña debe estudiar, estar pendiente de lo que se está haciendo de nuevo en el mundo y cómo; antes el empresario tenía que viajar, ir a ferias de construcción, pero hoy en día con la internet es cuestión de ser juicioso, de cambiar, de usar mejores métodos, de tecnificarse y ser vanguardista.

Diferenciales del proyecto

El terreno sobre el que se construyó Elemento era un humedal aproximadamente hace 100 años, la compañía Helechos, investigó sobre la flora y fauna que tenía y la recreó alrededor del complejo corporativo.

En cuanto a características sostenibles las tiene todas, recolección de aguas lluvias, panelería solar, utilización de bombillos LED o cubiertas verdes, entre otras.

Las torres tienen una segunda piel, la malla de la fachada que sirve para la recirculación de aire, que evita el uso de aire acondicionado, también permite que pase la luz más no el calor, haciendo que los espacios sean más confortables.

La ventanería es doble y termoacústica, insonoriza las oficinas; además cuenta con más de 168 parqueaderos para bicicletas, 36 duchas y tres estaciones de carros eléctricos que se van a implementar.