Con una oferta que abarca complejos empresariales, centros comerciales, gastronomía y entretenimiento, los hoteles conquistarían a extranjeros y locales.

No es un secreto que los hoteles que antes eran utilizados para pasar una noche después de una jornada laboral o de vacaciones, se han convertido en centros de entretenimiento y de negocios. Con una variada oferta, estos espacios pretenden reducir la experiencia de sus visitantes a un solo lugar donde “todo pasa”.

Ya sea bajo el nombre de una cadena hotelera, centro empresarial o comercial, la oferta va más allá de camas. Y de la mano de alianzas, en los mismos metros cuadrados, los visitantes pueden satisfacer cada una de sus necesidades.

Ejemplo de esto es Plaza Bocagrande Centro Comercial en Cartagena, que hace parte de un complejo arquitectónico extenso que comprende el primer hotel Hyatt Regency en Colombia y 120 apartamentos en el condominio H2, y por el estilo van otros proyectos.

Por el lado del Hotel Marriot de Bogotá también hay una propuesta de integración de segmentos. Además de los servicios de hotel, restaurante y centros de eventos, cuentan con un edificio de negocios en las instalaciones de su hotel ubicado en la Calle 26 de la capital del país, llamado Bogotá Corporate. Así mismo, con el fin de extender su oferta, próximamente abrirán las puertas del centro comercial La Felicidad, que construirán en zonas cercanas a la Avenida El Dorado, proyecto en el que también participa el Grupo Roble.

Y es que la idea de los hoteles es que se conviertan en centros de entretenimiento, así como espacios que sean puntos de encuentro para negocios, reuniones empresariales y espacios de ocio, gastronomía y eventos para los locales, como explicó Luis Manuel Velarde, director de Ventas y Mercadeo de Hoteles Marriott, a En Obra.

Por eso, las propuestas de este tipo no se detienen. Los hoteles también han realizado alianzas estratégicas con chefs para tener una cocina atractiva para sus huéspedes. Este es el caso de GHL Hoteles que tiene una alianza importante con la cocina de Jorge Rausch, lo cual les permite tener una relación “gana a gana” tanto para el hotel, como para el sector gastronómico, pues indiscutiblemente hace parte de los atractivos del país y es uno de los puntos más evaluados por los visitantes.

Lo anterior basta como ejemplo de un sector que se destaca por crecer y con más fuerza en los últimos cuatro años. En 2012 el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo resaltó la hotelería como “generador de empleo y crecimiento”, ya que justamente en esa época logró la cifra de vinculación más alta desde 2006, una Inversión Extranjera Directa (IED) por US$811 millones, un crecimiento de 8,6% de aumento en ingresos reales y una ocupación de casi 53% (a agosto de ese año), siendo este último uno de los valores más altos en los tiempos más cercanos e incluso superior a la cifra a abril de 2015 que corresponde a 52,50%.

Colombia, destino turístico y centro de negocios

Las revistas Forbes y NatGeo han destacado a Colombia como destino turístico y también como un centro importante para hacer negocios, dado a que tiene una ubicación privilegiada con ciudades como Cartagena que están a “tan solo 5 horas de Nueva York”.

Las cifras de llegadas de extranjeros tienen una perspectiva de crecimiento, como destaca el artículo y también como demuestran cifras del MinComercio y Migración, pues el informe de turismo de enero de 2015, publicado en abril del mismo año, se registraron un total de 249.352 llegadas entre extranjeros no residentes, pasajeros en cruceros internacionales y colombianos residentes en el exterior.

De otro lado, las llegadas de viajeros por zonas de integración fronteriza para enero de 2015, se estimaron en 119.118 según cálculos de la Dirección de Análisis Sectorial y Promoción del Viceministerio de Turismo.

De ese total de llegadas de extranjeros no residentes en el país, el 90,5% provenían de países con los que Colombia tiene un acuerdo comercial. La Unión Europea fue uno de los más destacados orígenes con una participación de 16,9% del total de llegadas, que equivalen a 29.248 visitas.

A este le sigue las 28.192 llegadas de extranjeros de países pertenecientes a Mercosur, es decir de Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guayana y Surinam. No menos importante está Estados Unidos, un país del que se sumaron 26.857 visitas en enero de 2015.

El hecho de que Colombia haya avanzado en la firma de acuerdos comerciales y desde 2012 se convirtiera en un destino de Inversión Extranjera, lo ha puesto en los principales destinos del mundo para hacer negocios. Así mismo, que tenga ventajas naturales, ecoturísticas y plataformas de entretenimiento, lo ha dado a conocer al mundo como una opción para elegirlo como país para pasar las vacaciones.

No hay que dejar de lado la realización de importantes eventos en el país, como fue el caso de la Cumbre de las Américas, congresos mundiales como será el de Medios Informativos en 2016 en Cartagena, y Ferias como Expoconstrucción y Expodiseño, que con la visita de empresarios de todo el mundo, se convierten en plataformas de negocio.

De igual manera, las fiestas culturales del país, como el Carnaval de Barranquilla, la Feria de Cali o la Feria de las Flores, también están cobrando fuerza como atractivos para los turistas extranjeros que quieren pasar un momento de diversión.

Pipe 2.0 y a seguir construyendo

Para Velarde, medidas como la exención tributaria hasta 2017 ha sido el principal motor y ancla para incentivar la inversión tanto de la cadena de hoteles Marriot, como el negocio de otros inversionistas en el país.

Aunque en Inversión Extranjera Directa (IED) en comercio, restaurantes y hoteles cayó 26,1% en 2014, ubicándose en US$840 millones, con las consideraciones del Plan de Impulso a la Productividad de Empleo (PIPE 2.0), se espera más dinamismo en el sector hotelero en los próximos dos años, donde se crearían alrededor de 7.687 habitaciones nuevas en 69 proyectos, según Cotelco.

“El gremio había solicitado al Gobierno Nacional se creara un decreto transitorio para que los proyectos que iniciaran poco tiempo antes de la terminación del beneficio (diciembre de 2017), tuvieran garantizada la exención entendiendo que la construcción puede tardar hasta dos años, de manera que se le brinde garantías a los inversionistas que han confiado en el país y en el sector. Así las cosas el gobierno modificará el Decreto 2755 de 2003, para que a través de la inscripción del proyecto hotelero ante el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo el beneficio esté garantizado para los inversionistas”, aseguró Gustavo Adolfo Toro, presidente del gremio hotelero que celebra esta decisión.

La carrera por quedar dentro del beneficio tributario a hoteles que inicien obras antes del 31 de diciembre de 2017 ya arrancó, y próximamente las cadenas estrenarán nuevos proyectos en ciudades como Medellín, Cali y Cartagena, así como en ciudades intermedias como Pereira e Ibagué, que toman más relevancia como destinos de negocios y turismo.

Hoteles van por el público local

Marcas internacionales de hoteles y también las locales más reconocidas no solo se han dedicado estos años a atender extranjeros no residentes en Colombia, sino que han abierto sus puertas para nuevos negocios enfocados en aumentar el número de visitas de las personas que habitan en la ciudad donde se encuentran.

Es así como, en hoteles de la cadena Estelar, Marriot y otras marcas como Click Clak y Hilton, algunos ejemplos, ahora tienen en su lista de servicios el de eventos que van desde matrimonios, hasta lanzamientos de productos de reconocidas marcas. Así mismo, dentro de sus instalaciones los restaurantes y bares también tienen ofertas gastronómicas locales e internacionales, y shows en vivo para extender el entretenimiento a los que están alojados en las instalaciones y a los residentes de la ciudad que pasan por el lugar.

“La idea es que en un hotel pase de todo”, dicen quienes están en el negocio y esa es precisamente la puesta que ya tienen lista para hacer de Colombia una oferta hotelera que vaya más allá “de una noche” y se convierta en una verdadera oportunidad de crecimiento para la economía en términos de consumo, generación de empleo y atracción de inversión y negocios de talla internacional.