panoramicacentrabogota

Foto: Cortesía Infopress Noticias

 

Durante los primeros tres meses del año tan solo salieron al mercado 42,600 mt2 en Bogotá, de acuerdo con el último informe de la consultora Colliers International Colombia, este descenso tiene que ver con el comportamiento de la ocupación en este tipo de espacios y preferencias por estos.


Roberto Cáceres director de Colliers International, manifestó que, «es una situación que se viene presentando desde el 2010, como resultado de las tendencias como la construcción a la medida y los pre-arrendamientos en las fases de plano y construcción de los edificios».


Según el informe de la consultora el primer trimestre de 2013 cerró con una oferta de 42.600 metros cuadrados de las tres clases de edificios que forman parte del mercado en la capital del país. Adicional durante el periodo analizado sólo ingresó un edificio clase A al inventario con 13.100 metros cuadrados rentables, de los que el 61% se encuentra disponible. Colliers explica que el 80% de la oferta corresponde a espacios A+ y A, debido a la continua construcción de esta clase de oficinas en la ciudad.


Cáceres agregó que, «para el resto del año la oferta va a presentar una ligera tendencia al alza con la finalización de cerca de 145.000 metros cuadrados, pero se espera que estos edificios ingresen con altas tasas de ocupación.


tendenciasoficinascolliers

Distribución y localización

En la distribución de nueva oferta por localización se destaca que otras áreas de la ciudad ocupa los primeros lugares con el 32%, Santa Bárbara con 16%, Calle 100 con el 15%, Salitre con el 11%, Avenida Chile con el 5%, el Centro Internacional con el 4% y Andino y El Nogal con el 3%.


Frente a las tendencias del mercado a largo plazo, la firma de consultoría considera que durante los próximos 5 años ingresarán al inventario cerca de 706.000 metros cuadrados de oficinas en las tres clases, de los que actualmente el 24% se encuentra en construcción, y el restante en planos.


La construcción y finalización de estos edificios estará directamente ligada a la demanda. De esta forma, a pesar de contar con una importante cantidad de proyectos, se espera que no exista sobreoferta de espacios construidos, sostiene Roberto Cáceres.


Al analizar la nueva oferta por clase, se encuentra que el 58% corresponde a edificios clase A+, seguidos por los A con un 39% y el restante corresponde a clase B, lo cual confirma la preferencia que se tiene de los espacios de oficinas con altas especificaciones en la ciudad.


Asimismo, entre 2014 y 2016 se terminarán cerca de 470.000 metros cuadrados, sin embargo esto dependerá de los desarrolladores. Cabe destacar, que ya se empieza a encontrar desarrolladores que mantienen la propiedad y no venden sino pre-arriendan, comportamiento consecuente con la tendencia mundial.