Camacol Bogotá y Cundinamarca lidera un trabajo para compartir estrategias que protejan la estabilidad de trabajadores, en especial, la protección de los contratistas, población identificada como vulnerable en esta crisis.

En comités de trabajo virtuales con las empresas afiliadas a Camacol B&C se han reunido las buenas prácticas que han resultado en esta época de crisis para proteger el empleo del sector en Bogotá y Cundinamarca. El gerente de la Regional, Alejandro Callejas Aristizábal, explicó que, desde el Comité de Sostenibilidad Social y Talento Humano liderado por el Gremio, se construyó y se puso a disposición de todas las empresas del sector, un documento que sirve de base para asegurar la estabilidad de los trabajadores, tanto de planta como de los contratistas.

“Buscamos contribuir responsablemente a la contención de la propagación del Covid-19 y a mitigar los impactos en la población laboralmente activa del sector edificador en Bogotá y Cundinamarca. Las estrategias están encaminadas a hacer pedagogía sobre la importancia del aislamiento preventivo y la distancia social, los cuidados sanitarios, el manejo de la contingencia laboral y el apoyo a contratistas y sus trabajadores”, explicó Callejas.

El dirigente gremial destacó el compromiso y la solidaridad con la que el sector está atendiendo los efectos del aislamiento preventivo que vive hoy el país.“Hemos visto el compromiso de las empresas con medidas como el anticipo de nóminas, donaciones y la facilidad de recursos para que los contratistas puedan garantizar el ingreso a los trabajadores base de la construcción, quienes son hoy una de nuestra mayor preocupación. Nuestra prioridad es proteger el bienestar y el empleo del sector”, agregó.

Además, Camacol B&C está poniendo en marcha campañas para recolectar recursos que permitan que ningún trabajador de la construcción se quede sin sustento durante esta crisis, y para apoyar iniciativas que beneficien a las familias bogotanas más vulnerables en este momento.