fedesarrollo

Juan Mauricio Ramírez, Sub Director de Fedesarrollo

El Gobierno, está esforzándose por el desarrollo de la infraestructura que necesita el país para ser más competitivo, la mayoría de los recursos económicos serán destinados para las vías de la prosperidad, para los macroproyectos que respondan a la agenda de los TLC´S. Pero en lo que no se ve gran dinamismo es en la infraestructura regional, en las vías secundarias y terciarias, las cuales permitirán solucionar problemas de movilidad a muchos colombianos que habitan en lugares alejados de las principales ciudades donde persiste el problema de la pobreza.

En el pasado Congreso de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Fedesarrollo presentó un estudio en el que hizo un diagnóstico sobre la situación actual de este sector y formuló varias propuestas entre las que se encuentra crear un Invías Descentralizado que se concentre en esos desarrollos regionales. Revista En Obra conversó con Juan Mauricio Ramírez, Sub Director de Fedesarrollo, quien participó en la investigación del mencionado estudio, buscando profundizar en dicha solución, la cual también sería una oportunidad para los constructores pequeños y medianos.

¿Cuál es la situación actual de las vías sencundarias y terciarias de Colombia

El diagnóstico es que ese sector es el que más mal se encuentra, y adicional no hay una estrategia para mejorarlo, por lo menos con las carreteras grandes están los proyectos que está preparando la ANI, que van a salir a licitación o que están en proceso de estudio, entre otros. En cambio con vías secundarias y terciarias en realidad no hay una propuesta política en este momento como tal.

Se hizo lo del plan 2500 que tampoco era para vías terciarias, pero de nada sirve votar plata una sola vez, porque al cabo de unos años esa carretera se deteriora y los costos se vuelven muy grandes. En este momento lo que está haciendo el Gobierno es destinar recursos para esas vías secundarías y terciarias. De hecho el Gobierno tenía un prepuesto de más o menos unos $600 mil millones para este año, y lo subió a $1 billón, no sabría cuanto se ha ejecutado de eso, pero no me extrañaría que no se hubiera ejecutado nada.

Se llega a los entes territoriales, se les entrega la plata para la rehabilitación de su red vial y luego no pasa nada más, entonces no se está solucionando el problema. Nosotros lo que proponemos es seguir el ejemplo peruano, en donde en los últimos 10 años lograron reducir por ejemplo el tiempo de desplazamiento para la carga y para los pasajeros, desde las zonas rurales a sus mercados en promedio de 11 a 5 o 4 horas, gracias al mejoramiento y desarrollo de vías terciarias.

¿Cómo logró Perú ese desarrollo

Creó un instituto especifico que se llama Provías Descentralizado, cuya función es apoyar desde el gobierno nacional a los entes territoriales, en el diseño e implementación de las obras para vías secundarias y terciarias.

Existe un esquema descentralizado, esas vías están en cabeza de los entes territoriales, y no del gobierno nacional, pero ellos se dieron cuenta que si el gobierno nacional no se mueve para apoyar a los entes territoriales, no va a pasar nada, no va a cambiar nada.

¿Qué ocurre en Colombia

El Invías tiene una dirección de vías terciarias y de vías férreas, están juntas las dos cosas, y vías secundarías va por otro lado. Entonces lo que nosotros proponemos es una institucionalidad dirigida específicamente a concentrarse en el tema de la descentralización en transporte o una reorganización al interior del Invías, de tal manera que uno pueda hablar de un Invías Descentralizado o una parte del Invías, cuyo objetivo sería trabajar con los municipios y departamentos para ayudarlos a mejorar su capacidad técnica, en la maduración y estructuración de proyectos, en la identificación de alianzas por ejemplo con entidades público privadas o acompañándolos para mejorar el tema de información sobre el estado de las vías, de intervención, etc.

¿De dónde podrían salir los recursos para el Invías Descentralizado

Regalías es una fuente, las regiones en Colombia tienen que disponer aproximadamente de $90 billones de pesos entre el 2012 y el 2020. Con las regalías se pueden hacer programas multianuales, plurianuales, que no sean simplemente para un periodo, una ejecución o para mantenimiento.

Acá hubo un programa que funcionó muy bien, es un programa excelente, pero se mantuvo muy chiquito, no se amplió la escala, que fue el Programa Integral de Rehabilitación y Mantenimiento Vial (PIRMV), como con unos $270 mil millones de pesos que dictaron con unos esquemas muy apropiados, en el sentido de que el constructor también tenía el contrato de construcción y mantenimiento lo que genera que el constructor tenga incentivos para hacer el trabajo bien, porque sino después le toca incurrir en el gasto y en el mantenimiento, es decir que junta las dos cosas.

Además se hacían contratos plurianuales, contratos a 5 o 6 años, entonces varios de esos elementos se pueden utilizar para armar un programa integral de rehabilitación para vías secundarías y terciarias financiado con plata de regalías.

Las regiones a partir de este año, por la reforma a las regalías van a atener unos recursos muy importantes. Antes todos los recursos se concentraban hasta en un 80% en pocas entidades territoriales que eran las productoras, pero ahora todos van a tener acceso a ellos.

Por la filosofía de las regalías esos son recursos no en cabeza de los municipios, sino de los departamentos, pero que sirven para financiar necesidades regionales, siempre y cuando sean proyectos regionales. Por ejemplo es perfectamente posible para un departamento como Bolívar armar un programa con al poyo de un Invías Descentralizado.

Existiría un Invías Descentralizado que tiene su relación, con cada una de las regionales en cada departamento. Sería uno que opera apoyando a los diferentes departamentos y ayudándoles a armar proyectos regionales, por ejemplo de rehabilitación y mantenimiento de vías terciarias. Entonces en lugar de que un municipio lo haga se arma un paquete, un proyecto regional para 5, 10, 15, 20, municipios y ese proyecto es el que se estructura, se presenta a regalías, para obtener la financiación.

¿Cómo se haría el control de estos dineros

El control de los dineros es el mismo de los recursos de regalías, obviamente hay un control y seguimiento por parte del Departamento Nacional de Planeación, también está el papel de las contralorías, procuradurías, pero fundamental son las veedurías ciudadanas, el rol de los ciudadanos.

¿Qué oportunidades tienen los constructores medianos y pequeños con este modelo

Muchísimas porque, las empresas extranjeras por ejemplo que están viniendo a Colombia se concentran en las grandes obras, lo que se llama los corredores para la competitividad, los corredores de comercio exterior, pero en las obras regionales que son fundamentales que van a tener recursos, puede existir una participación importante de los constructores, mas aún teniendo en cuenta una cosa, el que puede presentar proyectos a los fondos de regalías, es la entidad territorial , la oficina de planeación, pero cualquier persona natural o jurídica puede proponer los proyectos a la entidad territorial. Entonces una empresa de ingeniería podría decirle a un alcalde, hagamos esta obra, le pueden ayudar y esta propuesta puede ser presentada por la entidad territorial.

¿Cómo se pueden aprovechar las alianzas público privadas en el desarrrollo de la infraestructura regional

Es una opción, aprovechar las alianzas público-privadas en obras de infraestructura más pequeñas y medianas, por ejemplo, obviamente no se plantea una alianza público-privada para el sector de mantenimiento de vías terciarias de un municipio, pero sí para un proyecto regional que involucre 15 o 20 municipios.

¿Qué papel jugaría Fonade

Fonade debe ser el gran aliado de las entidades territoriales, la instancia en la cual el alcalde o el gobernador, encuentra orientación y apoyo sobre qué puede hacer para estructurar proyectos en tal sentido.

¿Cuál es el aporte al desarrollo del país el invertir en vías secuandarias y terciarias

Las vías de la prosperidad, van a servir mucho para conectar las ciudades con las costas, pero la situación del campesino que esta muchas veces en regiones rurales dispersas, su posibilidad de mejorar su condición de vida en buena medida, depende de que pueda llegar a sus mercados y eso no se lo resuelve la doble calzada, porque no pasa por donde ellos viven, muchos de ellos están en regiones recónditas.

Lo que vemos claramente es que justamente donde persiste el más alto problema de la pobreza en Colombia, es en las zonas rurales. Por tal razón otra de las propuestas que se hizo en el Congreso de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, es utilizar plata de las regalías, convenciendo a la región, para hacer investigación en tecnologías apropiadas para el transporte vial, o transporte de carga en regiones alejadas.

Obviamente no todas las carreteras terciarias tiene que ser pavimentadas, la gran mayoría no lo necesita por el tráfico que tienen, pero en otras regiones se pueden utilizar placa huellas, las huellas que se ponen para que pasen los jeeps, y con esto se soluciona el problema a un grupo importante de la población, le permite sacar sus productos y tener mejores condiciones de vida. Necesariamente no se necesitan grandes inversiones, todo depende de las condiciones locales.