Varios medios de comunicación y portales web han llamado la atención del mundo al decir que en Colombia existe una burbuja inmobiliaria cuyo epicentro es Bogotá.

Hernando Zabaleta Echeverry, en el portal de WL Global, afirmó que desde hace varios años se viene presentando una burbuja inmobiliaria en la que los precios de los bienes inmuebles no corresponden con el valor real de los mismos, sino que están inflados.

Así mismo el portal web “Contamos” aseguró con temor que “actualmente la situación de estancamiento en el sector inmobiliario colombiano es innegable: los precios de las viviendas han empezado a subir de manera acelerada, siendo este uno de los primeros síntomas para una burbuja.

Adicionalmente, las construcciones de nuevos proyectos inmobiliarios no cesan y en cuanto a los métodos de pago y financiación, el Gobierno crea programas como ‘Mi Casa Ya’, a la par de las diferentes modalidades que ofrecen los bancos para facilitar el acceso a la vivienda propia”.

Esto para ellos genera un crecimiento desmedido sobre la oferta de inmuebles, sumado a los altos precios de los terrenos que hace insostenible el modelo de negocio, impactando negativamente en la economía colombiana.

Sin embargo, también aclararon que aunque hay ese temor de la existencia de una burbuja inmobiliaria, esta todavía no existe porque los procesos y entregas de subsidios siguen siendo muy meticulosos para poder adquirir vivienda propia. Los bancos realizan una serie de estudios para analizar cual es la capacidad de endeudamiento que tiene cada persona.

Prueba de ello, es la encuesta Longitudinal Colombiana realizada por la Universidad de los Andes (ELCA), en la que se afirma que “la penetración financiera para adquisición de vivienda es muy baja en el estrato 1. Sólo el 8,0% de los hogares de estrato 1 reporta haber usado créditos de entidades financieras para adquirir su vivienda, para el estrato 4 este reporte es de 36,8%”.

Además, el estudio realizado por el Banco de la República en el 2016 se muestra que las principales razones por las cuales los colombianos no solicitan crédito al sector financiero son: los requisitos que piden los bancos, el temor de no poder pagar el crédito o perder la garantía y la tasa de interés demasiado alta.

Esto demuestra que los procesos de préstamo no son tan fáciles como para desatar una alta demanda en la solicitud de créditos para vivienda.

Por otro lado, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadistica (Dane), la construcción decreció en 1,4% debido a la disminución en la construcción de edificios residenciales en el primer trimestre de 2017.

Ante esto, lo que puede estar pasando, según medios de comunicación como El Heraldo y El Mal Economista, es que hay una amplia oferta de vivienda nueva y edificios en construcción, pero no una burbuja inmobiliaria. Por lo que recomiendan no dejarse llenar de miedo o corromper sin informarse de la situación.

La burbuja inmobiliaria es un fenómeno que afecta la economía de los consumidores generando una crisis en todo el país, trayendo como consecuencias un endeudamiento exagerado, un aumento del desempleo y hasta la quiebra de muchas empresas dedicadas a la construcción.

Esta crisis se presentó en EE.UU. en el 2008 y dejó muy resentida a la economía mundial. De ahí el miedo que tienen todos los países de caer en ella.

Se generó como consecuencia al mal manejo que le dieron los bancos y los consumidores a las hipotecas que fueron utilizadas para adquirir bienes raíces como apartamentos.

Algunos bancos empezaron a brindar hipotecas de alto riesgo por lo que casi todo el mundo podía acceder a adquirir vivienda, lo que aumentó la construcción de estas. Sin embargo, el crecimiento de empresas inmobiliarias fue especulativo.

El problema radicó en que la situación económica de Estados Unidos era díficil por lo que muchas personas no pudieron pagar más sus hipotecas y las entidades financieras que habían financiado estas hipotecas se vieron en problemas porque no recuperaron la inversión. Por lo que muchas quebraron. Además, los bancos que se hicieron cargo de estas deudas también fueron arrastrados por la crisis.

Sin embargo, en Colombia no se ha presentado una situación como estas, pero es importante igualmente que el gobierno esté pendiente para evitar cualquier tipo de crisis que se pueda presentar y frenarla a tiempo.

Lukas Giraldo Cardona, socio fundador del Grupo Macana hablará sobre este tema en CUMBRE DEL SECTOR CONSTRUCTOR Y FERRETERO COLOMBIA 2020 – Pinturas Tito Pabón, ideas que construyen valor en su conferencia “Crisis inmobiliaria EE.UU. vs. Mercado colombiano: Lecciones y acciones”. No se lo pierda.

Información tomada de: gerencie.com, Heraldo, El Mal Economista, Estudio de José García Montalvo de la Universitat Pompeu Fabra, IVIE, y BBC news.