viviendaensoacha

Foto: Juliana Lopera

Camacol Bogotá y Cundinamarca manifestó su preocupación por el suministro de agua para los proyectos de vivienda que se realizan en Bogotá y en los municipios vecinos, así como para las viviendas que ya han sido entregadas.


En Maiporé en Soacha, cerca de 1.400 familias no tienen abastecimiento de agua potable en sus hogares por cuenta de la decisión de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá de no suministrar el servicio en este sector.

El problema de agua sigue creciendo puesto que este proyecto tiene en total 18.000 unidades habitacionales.

Según datos entregados por afiliados de Camacol B&C, el Gremio ha identificado 13 proyectos paralizados en Soacha, que corresponden a diez empresas constructoras, por incertidumbre frente al suministro de agua. Otro sector afectado es Cedritos, donde se reportan al menos 25 proyectos de 16 constructoras frenados por el mismo tema.

Para cumplir con las metas trazadas por la actual Administración, en cuanto a generación de vivienda, se necesita tierra habilitada y asegurar que los constructores puedan entregarle a las familias soluciones de vivienda con pleno acceso a servicios públicos, dijo Martha Moreno Mesa, gerente de Camacol B&C.

Para la dirigente gremial, la única manera para que la ciudad y la región puedan avanzar en proyectos de vivienda viables, es con una regulación en las tarifas de los servicios públicos y la garantía de que las familias tendrán acceso a ellos.

Una vez más, el Gremio hace un llamado a la Administración Distrital a revisar el tema del cumplimiento de la disponibilidad de servicios públicos, de la conexión al servicio, de la instalación de medidores, de la venta en bloque de agua a los municipios vecinos y en general, de la disponibilidad del líquido para las familias de Bogotá y Cundinamarca.