En el día a día de una obra se trata de trabajar para la obra, por orden de prioridades, priorizando la producción, y sobre ella la seguridad. En el día a día de una obra se trata de trabajar para la obra, por orden de prioridades, priorizando la producción, y sobre ella la seguridad.

Este profesional tiene como misión dirigir y coordinar todos los recursos productivos disponibles en las obras, velando por el cumplimiento de los estándares de calidad, costes y seguridad establecidos.

Según la dimensión de la empresa y su esquema organizativo, depende jerárquicamente de la dirección técnica.

El Jefe de Producción tiene dependencia al jefe de obra y los posibles técnicos que se ocupan de la gestión y el control de la seguridad y la salud. Es habitual que tenga poderes para representar a la empresa ante la administración y para poder contratar personal de obra, materiales e industriales, así como entregar documentos de pago.

 

 

También le puede interesar: 6 cosas que todo Gerente de Obra debe hacer

 

 

¿Qué hace un Jefe de Producción?

Un Jefe de Producción es el encargado de:

  • Seleccionar y contratar el personal de su área.
  • Vigilar que la producción que estaba prevista día a día se vaya ejecutando.
  • Participar en las revisiones salariales.
  • Confeccionar los presupuestos anuales de su área.
  • Participar en la definición, supervisión, revisión y actualización de los procedimientos y criterios de contratación y de compras.
  • Participar y hacer seguimiento del plan de implantación de la obra.
  • Participar en el comité de adjudicaciones.
  • Asistir periódicamente a la obra y hacer un seguimiento de las actas emitidas.
  • Solucionar dudas y resolver problemas.
  • Responder a los requisitos de la propiedad.
  • Hacer seguimiento y coordinación del control presupuestario.
  • Participar en el seguimiento y la coordinación de la tramitación del final de obras.
  • Participar en el comité de posventas y supervisar la redacción de los informes técnicos.

 

Una buena forma de empezar a trabajar así, es siempre pensar en el beneficio de la obra y del equipo, y no tanto en su propio interés. Sean cuales sean las tareas de un Jefe de producción la máxima responsabilidad es velar porque sus funciones se cumplan al 100% y el proyecto se cumpla en su totalidad.